***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

29 ene. 2010

En el Fondo a las provincias les atrae. pagina 12

Ir a la página principal Economía|Viernes, 29 de enero de 2010

TOMAR O NO TOMAR

Por Sebastián Premici . El gobernador radical de Corrientes, Ricardo Colombi, respaldó el Fondo para el Bicentenario y puso el foco sobre la polémica que ocupará el escenario una vez que Redrado quede definitivamente fuera de juego: el uso de las reservas del Banco Central. LOS GOBERNADORES DE CORRIENTES Y CORDOBA RESPALDARON EL USO DE RESERVAS PARA PAGAR DEUDA

En el Fondo a las provincias les atrae.

Cerca del final de la novela de Redrado, dos gobernadores se anticiparon al debate que se avecina: Colombi y Schiaretti se manifestaron a favor del Fondo del Bicentenario. En varias provincias se piensa en la ayuda que podría darles la Nación. .............................................................. Por Sebastián Premici

/fotos/20100129/notas/na03fo01.jpg

Con el conflicto sobre la remoción de Martín Redrado en su etapa final, la suerte del Fondo del Bicentenario vuelve al centro de la escena. Desde las provincias empezaron a marcar la agenda que viene. Distintos gobernadores ya se anotaron en la batalla legislativa en cierne por la constitución del Fondo, con un reclamo para que parte de los 6569 millones de dólares contemplados en el DNU 2010/09 vaya a sus provincias. El gobernador radical Ricardo Colombi se manifestó a favor de la iniciativa del Ejecutivo, al igual que su par de Córdoba, Juan Carlos Schiaretti, quien reiteró ayer que “el Fondo debe contemplar las deudas provinciales, debe ser federal”. Hasta el momento, el Ejecutivo no mostró señales de que llamará a sesiones extraordinarias, por lo que todo pasaría para marzo. En el ínterin se negociaría con los aliados parlamentarios y con los gobernadores del oficialismo y la oposición para encontrar una solución al uso de las reservas. En este contexto, el gobernador chaqueño Jorge Capitanich aseveró a Página/12 que los mandatarios afines al Ejecutivo apoyarán la iniciativa “sin ningún tipo de condicionamiento”. Como ya se huele el fin de la novela en torno de Redrado, los gobernadores empiezan a anticipar sus reclamos. “En un momento de recesión, no resulta aconsejable realizar una reducción del gasto público teniendo en cuenta que bajaría el nivel de demanda agregada y acentuaría aún más el cuadro recesivo”, afirmó el gobernador correntino Ricardo Colombi. Estas declaraciones tienen por destinataria a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, con un mensaje directo: el Fondo del Bicentenario tiene que coparticiparse, postura que seguramente apoyarán desde otros sectores de la oposición. Pero más allá de esta cuestión, tanto Colombi como Schiaretti defendieron el espíritu del Fondo del Bicentenario. “Argentina debe resolver su deuda externa con los acreedores privados, para que cuando el Estado nacional o provincial y el sector privado pidan financiamiento al mundo, se paguen tasas del 5 por ciento y no del 14”, sostuvo el cordobés. “El objetivo planteado en el Fondo del Bicentenario es el más eficiente desde el punto de vista económico-financiero frente a otras alternativas como su aplicación a gastos corrientes u obras de infraestructura”, agregó el correntino, en referencia al uso de reservas del Central para el pago de vencimientos de deuda. “Hay mucha presión para que las provincias participen del Fondo. No quieren negociar por afuera, sino que quieren dejarlo por escrito”, indicó a Página/12 un senador oficialista de trato directo con la Presidenta. La Cámara alta será el escenario donde se definirá el futuro para el uso de las reservas excedentes. El Fondo del Bicentenario fue creado por el DNU 2010/09. Como todo decreto de necesidad y urgencia, tiene que pasar por el parlamento, a pesar de que tenga fuerza de ley desde su publicación en el Boletín Oficial. La aplicación del DNU sólo caería si es rechazado por ambas cámaras parlamentarias. En este contexto, el Ejecutivo apuesta todo al Senado, donde aspira a conseguir los 37 votos positivos para aprobar la medida. El FpV cuenta con un bloque propio de 32 legisladores y creen que contarán con el apoyo de al menos cuatro “aliados”. Uno sería el neuquino Horacio Lores, que el año pasado votó con el oficialismo. Otros dos serían los senadores de Tierra del Fuego (José Martínez y María Díaz). El Estado nacional viene auxiliando financieramente a esta provincia desde el año pasado y promovió la ley para la fabricación allí de productos electrónicos. Sin querer hacer futurología, allegados a la gobernadora Fabiana Ríos afirmaron a este diario que sus dos senadores acompañarían la creación del Fondo. Algunos integrantes del oficialismo también cuentan como posible aliada a Graciela Di Perna, que responde al gobernador de Chubut Mario Das Neves. Di Perna reemplazó a Silvia Gusti, una senadora que el año pasado apoyó algunas de las iniciativas del oficialismo. En el mejor de los casos, con estos aliados serían 36 senadores. Por eso todas las fichas están puestas sobre el justicialista pampeano Carlos Verna, quien se declara independiente –aunque está enemistado con la Presidenta desde que eran compañeros de banca–, y su compañera, María de los Angeles Higonet. “Hay ciertas dificultades con algunos pedidos de la oposición que quieren cambios por escrito en la letra del DNU. El que está presionado en este sentido es Verna, que una vez quiso echar del bloque a Cristina. En este contexto, hay que saber que Verna aspira a la gobernación de su provincia, algo que incidirá en la manera de votar”, afirmó a Página/12 un senador kirchnerista.

“Sin negociación, no sale nada”, es la lógica que parece primar hasta el momento. Sin embargo, no todos piensan lo mismo. “El uso de reservas para pagar deuda liberará recursos del presupuesto que se destinarán a dinamizar la economía. Nosotros (por los gobernadores que responden al oficialismo) apoyaremos el Fondo del Bicentenario sin ningún tipo de condicionamiento”, afirmó a este diario. Hasta el momento, Fernández de Kirchner viene repitiendo entre sus allegados que no habrá sesiones extraordinarias. Sin embargo, este escenario podría cambiar si la presión –y las manifestaciones públicas– de los mandatarios provinciales comienzan a reproducirse. El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, también habló de las reservas y dijo que “no deberían utilizarse para pagar deuda”, aunque reconoció la legitimidad del Ejecutivo para constituir esta herramienta financiera. “No podemos tener reservas intangibles para una política económica que tiene que fijar el gobierno nacional”, definió. “Es importante que el Ejecutivo tenga injerencia en el uso de estos recursos”, agregó, aunque luego dejó marcado su rechazo a que las divisas se utilicen para el pago de la deuda. “Aunque no lo admitan, todos los gobernadores están a favor del uso de las reservas ya que todas las provincias se beneficiarán con el Fondo. Los cambios en la Ley de Responsabilidad Fiscal abrieron la puerta para que las jurisdicciones soliciten préstamos para cubrir sus rojos. Si el Ejecutivo garantiza todos los vencimientos de 2010 y logra concretar el canje de deuda, bajarán las tasas de interés para todos los sectores de la economía”, afirmó una alta fuente del oficialismo parlamentario.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir