***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

7 ene. 2012

“Embestir” para reinar

 Sigue la “embestida” de Clarín contra Mariotto y La Cámpora. Sin reparar en las desmentidas y correcciones a que dan lugar sus notas, el diario sigue buscando poner en debate la presencia de dirigentes kirchneristas en la Legislatura provincial. Divide y reinarás, los diarios hegemónicos apegados al refranero popular.

La Palabra “embestida”, según el diccionario Larousse equivale a “lanzarse de manera impetuosa y violenta contra una persona o cosa”. Sin embargo, es utilizada por la prensa, en especial el grupo Clarín, a manera de metáfora para describir acciones del gobierno nacional o sus partidarios contra opositores o adversarios de la administración central de nuestro país. Si no fuera por la utilización hasta límites injuriosos del término, “embestida” sería, curiosamente, la palabra más adecuada para describir la acción del diario fundado por Roberto Noble contra la presencia de un dirigente de La Cámpora, José Ottavis, en la vicepresidencia de la Cámara de Diputados bonaerense, descripta desde un comienzo como una “imposición” del gobierno nacional, al igual que en el caso del vicegobernador bonaerense, Gabriel Mariotto.
El último día del 2011 el periodista Nicolás Wiñazki, continúa una compaña contra lo que, de manera errónea, sigue denominando “legislatura”, en realidad, la Cámara de Diputados bonaerense. Sin mención de fuentes identificables, afirma que existe una “parálisis” en el cuerpo legislativo a raíz de las “internas” del kirchnerismo, denominación en la que esta vez incluye no solo a los legisladores del PJ y a los pertenecientes a La Cámpora si no también a los partidarios del gobernador Daniel Scioli. Según Wiñazki, “la legislatura no tiene aún las comisiones conformadas y los diputados tampoco pudieron contratar a sus asesores o empleados administrativos. Las internas entre las diferentes fracciones del kirchnerismo paralizaron a ese cuerpo parlamentario, contaron a Clarín fuentes del oficialismo y de la oposición bonaerenses”.
El periodista asegura que Scioli “sufre el embate de un sector de su propio espacio político, el kirchnerismo. La presidenta Cristina Kirchner le impuso a Gabriel Mariotto como vicegobernador y además instruyó a sus operadores para que la vicepresidencia 1° de la Legislatura sea ocupada por uno de los líderes de la agrupación juvenil La Cámpora, José Ottavis”.
Para el periodista, “las diferencias entre Ottavis, Scioli, y el presidente de la Legislatura, Horacio González, provocó una parálisis administrativa: debido a las diferencias de criterio, y hasta la falta de diálogo entre los líderes parlamentarios del Frente para la Victoria, los legisladores no pudieron aún contratar a sus empleados y tampoco hubo acuerdo para conformar las comisiones”.
Wiñazki asegura que el artículo 47 del reglamento interno de la Cámara de Diputados “establece que las comisiones deben conformarse poco después de la jura de los nuevos legisladores”. En realidad, el artículo, que figura en el sitio web de la Cámara, sólo indica: “a posteriori de la sesión preparatoria”, pero sin fijar plazos.
De hecho, con posterioridad al artículo de Clarín, el Presidente de la Cámara de Diputados, Horacio González, realizó una desmentida punto por punto al matutino porteño, según reproduce Agencia Nova: “Hoy nos encontramos en un nuevo período extraordinario, donde cada bloque propone los nuevos integrantes de las comisiones legislativas que funcionan a partir del 1 de marzo, como ocurre cada dos años con cada recambio legislativo”, señala el legislador luego de ratificar la conformidad del bloque denarvaísta a la elección de autoridades. Luego desmiente que haya alguna dificultad de tipo administrativa, sin aludir a Ottavis.
No obstante las recurrentes desmentidas de los protagonistas, el periodista de Clarín relaciona todas estas “disputas” con los “incidentes” entre militantes de La Cámpora y la policía, el día de la asunción del gobernador y con el proyecto del legislador del bloque de De Narváez, que el diario mencionó, aunque con varios errores, en su edición del jueves, y provocó un “efecto imitación” en los medios provinciales, donde, sin embargo, fueron corrigiendo varias de las falencias del artículo que desencadenó la catarata informativa.
El viernes 30, a última hora, el portal Infocielo, apelando a fuentes no identificadas, se sumó a la movida de Clarín pero con un ingrediente particular: dice que el propio Daniel Scioli habría llamado a De Narváez para pedir el comunicado de Mónica López que desautorizó a Mauricio D΄Alessandro.
“La polémica creció en las últimas horas luego de las reacciones por parte de los representantes del oficialismo, entre ellos el titular del Cuerpo, Horacio González. La contraofensiva, la había originado el diputado sciolista Guido Lorenzino, que ayer mismo calificó como ´una locura´ la propuesta de D’Alessandro. Fue la avanzada del Ejecutivo provincial, que coronó después el propio Daniel Scioli quien llamó a Francisco De Narváez para pedirle que intervenga en la arriesgada jugada de un legislador propio, aunque de origen radical, que amenazaba con hacer caer los acuerdos parlamentarios entre los diferentes bloques por los demás cargos en juego, que aún se definen. La intervención del Ejecutivo provincial fue, según pudo reconstruir Infocielo, determinante en el comunicado oficial que hizo público hoy mismo la titular del Bloque Unión Celeste y Blanco, Mónica López”, dice el portal. Para Infocielo, un proyecto así ponía en riesgo “acuerdos” no identificados con el oficialismo. La agencia virtual sí reproduce íntegramente la versión de D΄Alessandro, quien desmiente que el resto del bloque no tuviera conocimiento de la iniciativa.
Especulaciones varias
En línea con los artículos de Wiñazki, el domingo, en el panorama político firmado por Eduardo Van del Kooy, Clarín asegura que Scioli y el ministro del Interior, Florencio Randazzo, estarían frenando “incursiones” políticas de Aníbal Fernández en territorio bonaerense. Además, afirma que tendría en contra a la agrupación La Cámpora. En contraste, el diario realiza un informe crítico sobre el estado de la ruta 11 a la costa atlántica, pero no hay ninguna mención explícita a Scioli o al gobierno provincial, que sigue siendo preservado por el matutino.
En cambio, en La Nación sí aparecen críticas al gobernador por ejemplo en boca de Victoria Donda, diputada nacional del Frente Amplio Progresista, quien pone a Scioli en la vereda de enfrente del “progresismo” y la “renovación”. Además, la legisladora dice sobre el gobierno nacional: “En el conurbano han sido aliados de los barones del PJ, así que tampoco allí veo algo nuevo. Apoyaron a (Daniel) Scioli y no a (Martín) Sabbatella. Entonces, ¿dónde está la renovación? “El lunes 2, en tanto, un artículo de Carlos Pagni sugiere incluso que el kirchnerismo podría “destituir” al gobernador para sacarlo de la carrera por la sucesión presidencial. “Los acontecimientos de Santa Cruz no sólo interpelan la textualidad de Carta Abierta. Son un banco de pruebas en el que los demás gobernadores pueden calibrar la solidaridad disponible en los diputados que la Casa Rosada implantó en sus legislaturas. El gobernador bonaerense Daniel Scioli es el primer destinatario del mensaje. Sencillo: después de Santa Cruz, la provincia de Buenos Aires es el otro territorio que el kirchnerismo percibe como propio”, afirma.
“Así como con la ley antilavado, la izquierda oficialista exhibió, por primera vez, el límite conceptual y axiológico de su adhesión a Cristina Kirchner, con la hostilidad hacia el gobernador Scioli, ese sector notifica que no convalidará cualquier desenlace del proceso sucesorio. Una pieza central de ese movimiento es el vicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto. Este funcionario kirchnerista es otra prueba de que la metáfora nominativa es muy versátil. El mismo Mariotto que en julio del año pasado descalificó al entonces vicepresidente Julio Cobos, `porque el peronismo no perdona la traición´, insinúa en la provincia un gobierno paralelo. Lo que en Cobos era defección, en Mariotto es lealtad”, asegura Pagni, para quien Mariotto “condena” la política de seguridad de la provincia y “subordinó al dictamen de foros populares la descentralización”.
Para el columnista, “Mariotto trabaja coordinado con La Cámpora, que conduce el joven José María Ottavis”, quien “secunda a Horacio González, al que le exigió compartir la residencia oficial y, sobre todo, la firma de cualquier resolución”. El propósito sería “obstaculizar” las aspiraciones presidenciales del gobernador. “La hipótesis más radical de estos jóvenes turcos es exigir a Scioli que encabece la lista de diputados de 2013, pero no en la variante testimonial, sino definitiva. No sería una embestida destituyente, claro. Sólo una expresión de lealtad al proyecto”, ironiza.
Del cólico al “problema político”
Este martes, como La Nación, Clarín también llega a un nuevo límite de “asociación de ideas”. El “cólico renal” y la breve internación de Scioli es tema de todos los medios. La nota del corresponsal de Clarín en La Plata, Rodolfo Lara, por ejemplo, se las ingenia para saltar de la afección a las dificultades que le depara a gestión, debido a que “las previsiones actuales son por una actividad estresante como el gobierno provincial”.
Para Lara, “el 2012 no representa precisamente tranquilidad en el horizonte de Scioli. Deberá elaborar respuestas ingeniosas para contener un déficit creciente (…) Es parte del problema de gestión. El otro es político y surge del interior de su administración. El vice, Gabriel Mariotto, y el cristinismo en estado puro de La Cámpora, con las porciones de Amado Boudou y algunas expresiones extrapartidarias como el diputado nacional Martín Sabbatella, componen estrategias muy distanciadas del gobernador. Todos ellos expresan objetivos diferentes en materia de seguridad. Y directamente están enfrentados con el proyecto sucesorio de Scioli para las presidenciales de 2015”, afirma Lara. Y vuelve a aludir al contrapunto de Mariotto y Alberto Pérez, jefe de Gabinete provincial, en torno a afirmaciones de Horacio Verbitsky, la supuesta oposición del vicegobernador al proyecto de descentralización elaborado por Santiago Montoya y el proyecto de policía comunal que “todavía no ingresó a la Legislatura”.
En La Nación, en tanto, este martes se afirma: “la guerra apenas disimulada que protagonizan el gobernador bonaerense Daniel Scioli y su vice Gabriel Mariotto” tendría su correlato en Pinamar, donde los supuestos protagonistas serían el intendente Blas Altieri (quien sería apoyado por Florencio Randazo y ya no por Scioli) y el concejal justicialista Alfredo Baldini, quien sería apoyado por Mariotto y obstaculizaría la aprobación del presupuesto local.
Sobre la relación Scioli-Mariotto, el portal de la revista La Tecla publica una breve entrevista al “analista y director de Isonomía Consultores, Pablo Knopof”, apuntando hacia el mismo lado que Clarín.
Otros temas
El diario El Día desarrolla este fin de semana, en un artículo la disputa por la presidencia de la UCR bonaerense entre los intendentes Mario Meoni (Junín) y Héctor Gutiérrez (Pergamino), quienes “ya blanquearon sus aspiraciones a presidir la UCR bonaerense”, mientras que Gustavo Posse (San Isidro) “podría sumarse”. Para el diario, “estas movidas preanuncian otro debate fuerte en la UCR: las futuras políticas de alianzas. Hay sectores que no descartan explorar un acercamiento con el macrismo y el control del partido en la Provincia podría tener un peso importante a la hora de adoptar una decisión de esas características”. El matutino desarrolla además una serie de “entrevistas” verniegas, por ejemplo al ahora macrista Emilio Monzó, quien alienta la participación de intendentes radicales en el armado político de Mauricio Macri en la provincia.
Por otro lado, el diario entrevista al Ministro de Producción, Cristian Breitenstein, quien “dijo que creará un Consejo Consultivo integrado por las entidades empresarias” y reconoció que su salida del municipio de Bahía Blanca, donde fue relecto, “fue una decisión dilemática y compleja”. En tanto, La Nación publica una entrevista a Hugo Bilbao, responsable de la Agencia de Transporte y Logística, quien consideró que es ”menospreciar la capacidad de decisión del gobernador” decir que llegó al cargo de la mano del secretario general de la CGT, Hugo Moyano, como afirmaron varios medios, incluso La Nación.

MIRTA PRAINO - http://san-fernando-mi-ciudad.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir