***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

7 dic. 2009

Cuenta regresiva para la TV digital

Politica | En un ambicioso plan, el Gobierno apunta a tener cuatro canales propios en las señales de TV digital. La intención es llegar a 2011 con la mayor cantidad de gente con acceso a ese sistema, como parte de una estrategia electoral

Durante 2010 el país conocerá la novedad de la Televisión Digital. Los planes del Gobierno a corto plazo apuntan a tener para el Estado nacional cuatro canales en esta norma. Esto quedó plasmado el martes último a través de un decreto publicado en el Boletín Oficial. Allí, se informa que el comité dirigido por Gabriel Mariotto anunció que el Sistema Nacional de Medios Públicos ocupará los canales 22, 23, 24 y 25 de las frecuencias UHF.
Estos canales, que serán utilizados exclusivamente por el Estado nacional mediante el sistema de televisión digital, actualmente están ocupados por empresas privadas (Antina, Telecentro y otras). El plan del Gobierno es ocupar esas frecuencias para poner ahí señales estatales. Por ahora se piensa y se aceleran los pasos para lanzar en la televisión digital a Canal 7; Canal Encuentro; un canal de cine nacional (en manos del Incaa) y un canal con contenidos infantiles, el cual se llamaría Paka Paka.
Las empresas privadas que actualmente ocupan las frecuencias mencionadas tienen 30 días para presentar un plan de readecuación. En ese marco, el Gobierno les asignaría lugar en la franja del 42 al 69.
De todas formas, fuentes consultadas por Hoy sostienen que el Estado nacional apunta a ocupar más frecuencias en los próximos años y que cuenta con la atribución de ocupar las primeras franjas del sistema.
Los canales estatales llegarán a 30 ciudades: todas las capitales provinciales (entre ellas La Plata), más otros conglomerados urbanos, como Rosario, Bariloche, Mar del Plata y Bahía Blanca.
A todo esto, existen algunas cuestiones a tener en cuenta para la implementación de la televisión digital. En la actualidad, los televisores comunes no pueden captar los canales digitales. Para poder contar con la novedad tecnológica se necesitan cajas decodificadoras (llamadas set and box).
Desde la Casa Rosada se pretende, en primera instancia, financiar la instalación de esos decodificadores en el 30% de la población que no tiene televisión por cable (según datos, 3 millones de hogares).
Sucede que esas cajas tienen un precio alto para el bolsillo de cualquier ciudadano común. En al actualidad, ronda los 100 dólares y aún no está definido si el producto se traerá de Brasil o si se fabricará en Tierra del Fuego.
Consultado por Hoy, Luis Valle, director del posgrado Televisión Digital de la Universidad de Palermo, contó que esos decodificadores “tienen que ser adaptados al sistema argentino”. Es por eso que, desde su punto de vista, la fabricación nacional sería más acertada que la importación del producto.
De todas formas, desde el Gobierno pretenden ir avanzando en 2010 con la puesta en escena de los canales y con la masificación de los decodificadores y tener todo listo para las elecciones de 2011. Toda la movida está a cargo de Osvaldo Nemirovsci, en nombre del ministerio de Planificación.
¿Qué beneficios trae la televisión digital? Desde la óptica de Valle, en primera lugar es un “gran salto tecnológico que permite actualizar y modernizar” la televisión argentina. A su vez, la digitalización permitiría mayor cantidad de señales con mejor calidad de imagen y sonido. “En un futuro se puede implementar una interactividad con el público, muy similar al que se hace con internet”, dijo el especialista.
Con el correr de los años, la expansión de la televisión digital implicaría que los canales de TV dejarán de transmitir en forma analógica (como lo hacen en la actualidad).
Lo que aún no está claro es que el Gobierno, que definió que utilizará la norma brasileña japonesa, no anunció cómo será el proceso para los privados (como América 2, Canal 9, Telefe y el 13). Hasta ahora, el Comfer tiene previsto asignar las frecuencias del 26 al 41 para los privados.
A esto, Valle recuerda que no sólo el Estado tiene prioridad sobre las frecuencias, sino también hay que pensar en los canales estatales de las provincias. “También se debería pensar más en involucrar al sector privado, a las organizaciones sin fines de lucro y a las universidades, entre otros más”, dijo el director del posgrado.
La norma y las críticas
A finales de agosto, recién terminada la Cumbre de la Unasur realizada en Bariloche, la presidenta Cristina Kirchner, y su par brasileño, Luiz Inácio Da Silva, anunciaron al mundo que Argentina finalmente adoptaría la norma japonesa de televisión digital (ISDB-T) para llevar adelante su estrategia al respecto.
De esta manera, se abrieron las puertas a un negocio que se estima que facturará unos 3.500 millones de pesos en ventas de equipo a los canales de televisión y a los usuarios finales. Según analistas del sector, la principal beneficiada será la industria brasileña en este escenario.
Cabe recordar que existen tres normas básicas: la estadounidense, la europea y la japonesa.
Si bien Argentina optó por la tercera, en realidad se puede decir que es la norma japonesa-brasileña, dado que Brasil habría “tropicalizado” la norma e incorporó desarrollos propios en los últimos diez años. De esa forma, la industria brasileña puede asegurarse parte de la producción local de los decodificadores necesarios para que los televidentes puedan recibir las señales
digitales.
Según los críticos, esto podría traer una “dependencia” tecnológica de Brasil, sumado a las pulseadas comerciales, como las que se viven actualmente con la importación de heladeras y automóviles.
Sin embargo, Valle sostiene que la elección de la norma fue “la más acertada”, dado que la norma japonesa-brasileña es la más joven y la última en desarrollar mejoras. El especialista le contó a este medio que Brasil, en los últimos años, mejoró el sistema japonés mediante un sistema de “compresión” llamado “ginga”.
“Esto permite ver varias señales a la vez para TV fija y también para la móvil, algo que la norma europea no tiene”, expresó.
Finalmente, el especialista manifiesta que hay que implementar estrategias para desarrollar televisores para televisión digital y los decodificadores para los comunes, dentro de la industria nacional, para así no depender tanto de la industria brasileña.
Además, Valle recuerda que la implementación de la norma podría haberse hecho hace más de un año, y que las pruebas, las conversaciones y la decisiones ya estaban tomadas.

Las novedades tecnológicas

La llegada de la TV digital sugiere que de acá a unos cuantos años, paulatinamente, se dejará atrás la TV analógica. Esto representa un salto tecnológico de gran envergadura para cualquier país.
De todos modos, para que las cosas sean más claras, cabe aclarar que la TV digital a la que se hace referencia es la que el usuario recibe por antena, por aire, y no por un cable o platos satelitales.
En este escenario: ¿qué nos trae la irrupción de la TV digital?
Por sobre todas las cosas, mejor calidad de imagen y de audio, una mayor oferta de canales (por donde antes había un canal -6 MHz-) pueden transmitirse 5 o 6), interactividad con el televidente (algo que hasta ahora sólo se hace con internet), una vidriera más grande para los anunciantes.
Estas son sólo algunas ventajas que trae la TV digital. A su vez, los especialistas anuncian también que con la nueva norma se eliminan fantasmas y diversos ruidos en la señal. Además, permite transmisiones en relación de aspecto de la pantalla de 4:3 -la tradicional- o 16:9, así como emisiones en alta definición.
Muchos usuarios temen que cuando comiencen las señales digitales tengan que salir corriendo a comprar una TV digital y dejar en la puerta el viejo receptor. Sin embargo, esto no va a ser así, dado que el televisor puede ser analógico y para recibir la nueva señal tendrá que obtener el decodificador. La futura cajita famosa sirve de interfaz, permitiendo que se pueda seguir utilizando el equipo anterior, a la vez que se reciben algunas de las ventajas del nuevo formato, como la multiplicidad de canales.

Las normas que eligieron los países vecinos

En Uruguay se seleccionó la norma europea DVB-T/DVB-H para la implantación de la televisión digital terrestre y móvil respectivamente.
Por su parte, el gobierno de Colombia escogió la norma DVB, luego de varias pruebas técnicas realizadas por la Comisión Nacional de Televisión y un estudio de impacto socioeconómico realizado por la Universidad de Antioquia.
En otro ámbito, Brasil, luego de que el gobierno realizó un convenio comercial con Japón, decidió implementar el estándar ISDB con algunas modificaciones tecnológicas brasileñas. La norma resultante ha sido denominada ISDB-Tb y es una de las más desarrolladas en la región.
Perú fue el segundo país sudamericano en elegir dicha norma, a raíz de un estudio técnico y económico realizado por una Comisión Multisectorial desde febrero de 2007. El 23 de abril de 2009, el ministerio de Transportes y Comunicaciones peruano hizo pública su decisión.
En Chile, el 14 de septiembre de 2009, se anunció la adopción de la norma ISDB-Tb con MPEG 4 creado por Japón y adoptado por Brasil, debido a su mejor recepción, dadas las condiciones geográficas del territorio, la posibilidad de recepción en aparatos móviles, el despliegue en la alta definición y una mayor diversidad de canales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir