***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

10 feb. 2010

Es posible tener un sistema más equitativo, transparente y participativo

Es posible tener un sistema más equitativo, transparente y participativo

juanmanuel Lue­go de un in­ten­so y pro­duc­ti­vo pro­ce­so de diá­lo­go con to­dos los par­ti­dos po­lí­ti­cos, las or­ga­ni­za­cio­nes es­pe­cia­li­za­das de la so­cie­dad ci­vil y los aca­dé­mi­cos ex­per­tos en la ma­te­ria, el Con­gre­so Na­cio­nal san­cio­nó a fi­nes de 2009 una ley de re­for­ma po­lí­ti­ca que con­tri­bui­rá a for­ta­le­cer la re­pre­sen­ta­ción po­lí­ti­ca, a tra­vés de una com­pe­ten­cia par­ti­da­ria más trans­pa­ren­te, equi­ta­ti­va y cer­ca­na al ciu­da­da­no. Aho­ra es el mo­men­to de im­ple­men­tar es­tas mo­di­fi­ca­cio­nes nor­ma­ti­vas. Los es­tu­dio­sos de la ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca en to­do el mun­do coin­ci­den en que la fa­se de im­ple­men­ta­ción de las po­lí­ti­cas es la más com­ple­ja, ya que im­pli­ca tra­du­cir en la prác­ti­ca los am­bi­cio­sos ob­je­ti­vos de­ci­di­dos por los go­bier­nos o los Con­gre­sos. Eje­cu­tar una po­lí­ti­ca re­quie­re la coor­di­na­ción de múl­ti­ples ac­to­res, que en es­te ca­so, ade­más, per­te­ne­cen a dis­tin­tos po­de­res y ni­ve­les de go­bier­no. Por ello, des­de el go­bier­no na­cio­nal ya nos en­con­tra­mos abo­ca­dos a la ta­rea de ha­cer rea­li­dad la re­for­ma, tra­ba­jan­do en for­ma pre­vi­so­ra y ar­ti­cu­la­da con la jus­ti­cia elec­to­ral y los go­bier­nos pro­vin­cia­les. En tal sen­ti­do, el Re­gis­tro Na­cio­nal de las Per­so­nas del Mi­nis­te­rio del In­te­rior y la Jus­ti­cia Elec­to­ral avan­zan en la coor­di­na­ción de nue­vos pro­ce­di­mien­tos de in­for­ma­ción so­bre el re­gis­tro de elec­to­res, pa­ra com­ple­tar su in­for­ma­ti­za­ción y agi­li­zar pro­ce­sos que ya es­ta­ban ob­so­le­tos. Al in­te­rior de la pro­pia Jus­ti­cia, la Cá­ma­ra Na­cio­nal Elec­to­ral y los res­pec­ti­vos juz­ga­dos es­tán de­sa­rro­llan­do me­ca­nis­mos de ges­tión del re­gis­tro elec­to­ral que sean acor­des a las nue­vas tec­no­lo­gías a im­ple­men­tar. A su vez, en­tre los pa­sos a se­guir, los fis­ca­les fe­de­ra­les ten­drán a car­go el con­trol del cum­pli­mien­to de los re­qui­si­tos pa­ra la ob­ten­ción y man­te­ni­mien­to de la per­so­ne­ría ju­rí­di­ca de los par­ti­dos. Fi­nal­men­te, la Di­rec­ción Na­cio­nal Elec­to­ral del Mi­nis­te­rio del In­te­rior tra­ba­ja en la pla­ni­fi­ca­ción de los pro­ce­di­mien­tos de las pri­ma­rias, en la di­fu­sión de las nue­vas re­gu­la­cio­nes y en la adap­ta­ción de las es­truc­tu­ras de ges­tión elec­to­ral a las nue­vas fun­cio­nes. En de­fi­ni­ti­va, se tra­ta de un com­ple­jo pro­ce­so que in­vo­lu­cra a múl­ti­ples áreas del Es­ta­do, en una ta­rea si­len­cio­sa, que no sue­le apa­re­cer en la pren­sa, pe­ro que es im­pres­cin­di­ble pa­ra con­ver­tir en rea­li­dad los ob­je­ti­vos de la re­for­ma. Los par­ti­dos tam­bién de­be­rán tra­ba­jar pa­ra ade­cuar­se a los re­qui­si­tos, ab­so­lu­ta­men­te ló­gi­cos, que es­ta­ble­ce la nue­va ley. Ten­drán que al­can­zar las ci­fras mí­ni­mas de afi­lia­ción que fi­ja la nor­ma­ti­va, aun­que la ma­yo­ría de los par­ti­dos que re­pre­sen­tan una op­ción de­fi­ni­da pa­ra la so­cie­dad po­drán su­pe­rar fá­cil­men­te ese um­bral; só­lo los “se­llos de go­ma” sin pro­gra­ma y/o ideo­lo­gía de­be­rán preo­cu­par­se por no al­can­zar la can­ti­dad su­fi­cien­te de afi­lia­cio­nes. A su vez, pa­ra es­ta épo­ca del año pró­xi­mo se­gu­ra­men­te ve­re­mos la de­fi­ni­ción de pre-can­di­da­tu­ras al in­te­rior de ca­da par­ti­do, y 30 días an­tes de las pri­ma­rias co­men­za­rá la cam­pa­ña elec­to­ral. Aquí, los par­ti­dos, la jus­ti­cia y dis­tin­tas áreas del go­bier­no de­be­rán es­tar pre­pa­ra­dos pa­ra una nor­ma­ti­va que pro­hí­be la in­ver­sión pri­va­da en me­dios au­dio­vi­sua­les, ga­ran­ti­zan­do el Es­ta­do es­pa­cios de pu­bli­ci­dad equi­ta­ti­vos y pro­por­cio­na­les pa­ra to­dos los can­di­da­tos y fuer­zas po­lí­ti­cas. En de­fi­ni­ti­va, se es­tán dan­do los pa­sos ne­ce­sa­rios pa­ra im­ple­men­tar con éxi­to la re­for­ma, tra­ba­jan­do con la su­fi­cien­te an­te­la­ción y pre­vi­si­bi­li­dad. Sa­be­mos que nin­gu­na re­for­ma, por más pro­fun­da e in­te­gral que sea (y és­ta in­du­da­ble­men­te lo es), pue­de re­sol­ver má­gi­ca­men­te dé­fi­cits de re­pre­sen­ta­ti­vi­dad que se arras­tran des­de ha­ce lar­go tiem­po. Pe­ro tam­bién sa­be­mos que si so­mos ca­pa­ces de eje­cu­tar co­rrec­ta­men­te la nue­va ley, po­dre­mos re­me­diar mu­chos de los pro­ble­mas que fue­ron ge­ne­ran­do esa cri­sis par­ti­da­ria, dan­do una po­de­ro­sa se­ñal de que es po­si­ble te­ner un sis­te­ma po­lí­ti­co más equi­ta­ti­vo, trans­pa­ren­te y par­ti­ci­pa­ti­vo. Así, es­ta­re­mos dan­do un sal­to de ca­li­dad ins­ti­tu­cio­nal no­ta­ble pa­ra la Ar­gen­ti­na.

JUAN MANUEL ABAL MEDINA www.sgp.gob.ar Vicejefe de Gabinete de la Nación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir