***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

20 abr. 2010

La Presidenta fue oradora de honor en la conmemoración del Bicentenario de Venezuela

lunes, 19 de abril de 2010
Festejos del Bicentenario de Venezuela
La presidenta Cristina Fernández expuso como "oradora de honor" ante la Asamblea Nacional de Venezuela, en el marco de la conmemoración del bicentenario de la declaración de la independencia de esa nación.
En su discurso afirmó que "No hay poderío militar ni económico que detenga a un pueblo cuando decide liberarse y ese es el mensaje que nos dan esos hombres y mujeres de 1810 en nombre de los sagrados valores de la libertad e igualdad".
Y destacó que actualmente "nuestros pueblos buscan su segunda independencia". La presidenta Cristina Fernández arribó a la Asamblea Nacional de Venezuela, donde fue la oradora de honor en una sesión solemne de esa Asamblea, acompañada por el presidente Hugo Chávez. Allí, la mandataria afirmó que " el gran poder estuvo en las ideas" en referencia a las gestas libertarias. La jefa de Estado afirmó en Caracas al hablar en la Asamblea Nacional Bolivariana que "mi discurso en este Bicentenario es un inmerecido honor" y reivindicó "las gestas libertarias de América del Sur". "Creo que las acciones de la historia y de los hombres son una profunda interacción y una relación dialéctica de intercambio permanente entre los unos y los otros. Por supuesto que las ideas de Belgrano, Castelli, Moreno, en fin, los jacobinos, tenían que ver con la libertad de los pueblos ante el insoportable coloniaje al que nos sometía España", dijo la presidenta La mandataria agregó que "las ideas deben transformarse en política y en ideas culturales para transformar la historia"."La América de 1810 bullía por todas partes. La figura de Tupac Amaru, descuartizado en el Perú, fue el símbolo de que la idea de libertad e igualdad no tiene acionalidad. Es un valor universal que ha atravesado la historia desde mucho antes de 1810.Ese valor hace a la condición humana", afirmó la Presidenta.

Cristina Fernández señaló en su discurso que "las ideas de los libertadores quedaron hacia 1910 muy lejos de la realidad y de las responsabilidades institucionales". Al respecto señaló que "Este nuevo Bicentenario nos encuentra en un momento muy diferente. Antes nos habían impuesto la feroz doctrina de la Seguridad Nacional, que implicó un retraso económico formidable y la desaparición de millares de personas. Ahora, nuestros pueblos están en una etapa de transformación y de segunda independencia". La jefa de Estado afirmó en relación a las políticas aplicadas en décadas anteriores que "los valores del libre mercado se derrumbaron estrepitosamente" y añadió que actualmente tenemos "la responsabilidad histórica de conducir y atrevernos como los primeros hombres a formular categorías de pensamiento propios". "Se requieren códigos e ideas propios en materia económica, política, de interpretación de la historia y, fundamentalmente, de la unidad latinoamericana como un objetivo fundante para la unidad de nuestros pueblos", señaló la Presidenta al referirse a los objetivos de este bicentenario de los pueblos en nuestro continente.
También, la mandataria afirmó que "los hombres y mujeres libertarios interpretaron valores universales que vienen desde el fondo de los tiempos" y señaló que "cada sociedad debe construir su historia, su presente y su futuro". "En el primer Centenario, hasta 1910, los libertadores y fundadores en su gran mayoría terminaron exiliados, olvidados y perseguidos. Ese primer Centenario encontró a los argentinos en un momento muy diferente al que celebraremos ahora. Entonces se habían consolidado Repúblicas en un modelo de división internacional del trabajo en el que proveíamos materias primas que eran industrializadas y generaban riqueza muy lejos de estas tierras", recordó la Presidenta. En ese sentido, aseguró que "este bicentenario encuentra a los pueblos de América del Sur en una nueva etapa de transformación y lo que yo denomino una segunda independencia" y sostuvo que "la idea de libertad e igualdad no tiene nacionalidad, son valores universales, que han atravesado la historia desde mucho antes de 1810". "Esos valores hacen a la condición humana", es decir a "la libertad para decidir sobre la propia vida, para tener una vida igual o mejor de la que tengo, y una libertad para sostener la igualdad", completó la mandataria. Agregó Cristina Fernández que "las ideas son instrumentos que sirvan para la liberación de los pueblos y para la construcción de sociedades más justas y equitativas" y refirió que "las ideas que se pueden exhibir en resultados se transforman en política y adquieren verdadera dimensión, la de las batallas culturales, la de transformar la historia". La Presidenta comparó el segundo centenario de la región con el primero "donde proveíamos materias primas que eran industrializadas muy lejos de estas tierras". Y señaló que "los hombres de 1810 pensaban exactamente lo contrario, porque si uno analiza el pensamiento económico de Manuel Belgrano, de Mariano Moreno, hablaban de generar riqueza en nuestros propios países". "En el primer centenario la idea de esos fundadores y libertadores había quedado muy alejada de las prácticas políticas concretas de nuestras sociedades y de quienes tenían la responsabilidad institucional de conducir los países", resumió la Presidenta. En cambio "este segundo centenario nos encuentra en un mundo diferente" y remarcó que "el siglo pasado lo dividió la contradicción este-oeste, que impuso en nuestra región la feroz doctrina de la seguridad nacional y que significó la desaparición de generaciones enteras y el atraso económico más formidable de que se tenga memoria". En su alocución Cristina Fernández señaló que "es necesario, ante un mundo que se ha vuelto a derrumbar en valores como los de libre comercio, que el estado debiera desaparecer y que el mercado todo lo resolviera, que quienes tenemos en América del Sur la responsabilidad histórica de dirigir por voluntad democrática los Estados que nos tocan gobernar, a formular categorías de pensamiento que nos sean propias" En ese sentido bregó por tener "ideas elaboradas por nosotros mismos en materia económica, política, interpretar la historia y algo que propiciaron aquellos hombres de 1810, que fue lograr la unidad latinoamericana como un objetivo fundante para la liberación de nuestros pueblos". La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, finalizó su discurso ante la Asamblea legislativa con una "Viva el bicentenario"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir