***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

16 dic. 2010

Despedida de la Ministra de Defensa (15-12-2010)

jueves 16 de diciembre de 2010


¿QUE HIZO NILDA ENTRE LOS MILICOS?


Despedida de la Ministra de Defensa (15-12-2010)

Estimados oficiales, suboficiales, soldados; personal civil de las Fuerzas Armadas y del Ministerio de Defensa:
Quiero que este mensaje de cierre de mi gestión sea entendido también como agradecimiento y reconocimiento a la profesionalidad de aquellos y aquellas de ustedes que acompañaron con convicción las iniciativas de cambio que promovimos durante estos cinco años intensos que pasé al frente de la cartera de la que hoy me despido.
La presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, volvió a honrarme con su confianza al depositar en mí una nueva y compleja responsabilidad, esta vez al frente de la fuerza pública que tiene a su cargo velar por la seguridad de todos los ciudadanos que habitan en nuestro suelo, mandato que está inscrito en el preámbulo mismo de nuestra Constitución Nacional.
Dejo el cargo de Ministra de Defensa que me confiriera por primera vez el ex presidente Néstor Kirchner en diciembre de 2005, habiendo cumplido en gran medida con su mandato: lograr el fortalecimiento de la relación de las Fuerzas Armadas con la sociedad sobre la base de la memoria, la verdad y la justicia, así como recuperar las capacidades militares degradadas colocando a la Nación en condiciones de encarar los dilemas que plantea a la defensa de sus intereses vitales el siglo XXI.
No fueron pocos los retos que tuvimos que encarar para llevar adelante la transformación institucional indispensable, que resolviera los déficits y deudas de la Democracia en esta materia.
Completamos la arquitectura legal de la Ley de Defensa, con su reglamentación pendiente desde 1988, dictamos la Directiva sobre Organización y Funcionamiento de las Fuerzas Armadas y la convocamos por primera vez al Consejo de Defensa Nacional. Finalmente concretamos el dictado la “Directiva de Política de Defensa Nacional” que puso en marcha el Ciclo de Planeamiento Militar de corto, mediano y largo plazo, cuya última etapa finalizará en breve el Estado Mayor Conjunto.
Funcionarios y militares de todas las jerarquías colaboraron durante estos años para superar obstáculos internos, tales como la resistencia al cambio y los reflejos corporativos, así como otros externos, tal el caso de la debacle financiera internacional de 2009, por citar un ejemplo.
Quiero aprovechar para señalar cuáles entiendo que fueron los logros más significativos de nuestra acción, no porque desconozca que también hubo déficits, pero, permítaseme la inmodestia de creer que la Historia hará el balance de unos y otros, y el saldo final será positivo para la Nación.
Promovimos el robustecimiento de la organización y acción conjunta remozando el Estado Mayor Conjunto. En sintonía con aquello creamos la Escuela Superior de Guerra Conjunta, instancia superior en la formación de oficiales.
Implementamos una transformación de la estructura ministerial creando una Subsecretaría de Innovación Científica y Desarrollo Tecnológico para jerarquizar el área y las actividades que realiza el Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas de la Defensa (CITEDEF).
Para garantizar que los procedimientos de contrataciones se ajustaran estrictamente a la normativa que rige la Administración Pública Nacional y al mismo tiempo optimizar costos, establecimos una Dirección de Logística Conjunta y un régimen de Transparencia, a cargo también de recibir denuncias.
Encaramos la reforma de los programas de formación de la carrera militar integrando materias indispensables para una capacitación integral y democrática, como historia argentina, derecho constitucional y administrativo, y derechos humanos, entre otras.
Derogamos el Código de Justicia Militar anacrónico que excluía a los militares del goce de derechos que la justicia garantizaba al resto de los ciudadanos, para lo cual fue necesario reformar el Código Penal y el Código de Procedimientos. En simultáneo promovimos un nuevo sistema disciplinario para la Fuerzas Armadas, en el que la sanción es la última ratio.
Implementamos políticas de igualdad de género y de lucha contra la violencia doméstica y el acoso laboral, que fueron decididamente acompañadas por las Fuerzas. En la misma línea de inclusión en derechos ciudadanos de los hombres y mujeres de armas, creamos una Coordinación de Bienestar a cargo de unificar las políticas de salud de las Fuerzas Armadas, apuntalando las obras sociales que estaban al borde de la quiebra y aumentando sustancialmente los aportes del Estado. También atendimos los reclamos de déficit habitacional de oficiales, suboficiales y soldados, destinando para ello líneas de créditos hipotecarios del IAF y cupos del Plan Federal de Viviendas.
En el orden internacional, aportamos a la integración regional en el sector afianzando las relaciones entre Ministerios de Defensa de los países de la UNASUR. Asimismo apostamos a potenciar el Consejo de Defensa Suramericano, sumando en cada foro el apoyo de nuestros países hermanos a la reivindicación de nuestros derechos soberanos sobre las islas Malvinas.
Por otra parte, el aporte que nuestra gente de armas hace por la paz mundial, en particular en la hermana república de Haití, constituye un capital de la Nación que no pasa desapercibido a la comunidad internacional.
De los logros con mayor visibilidad pública, destaco la reconquista de las industrias naval y aeroespacial a través de la recuperación del complejo de astilleros Tandanor y Almirante Storni y de la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín” de Córdoba.
Hoy en esas empresas del Ministerio de Defensa se reparan y construyen buques y aviones, civiles y militares. En cooperación con otras agencias del Estado, universidades y privados, contribuimos a dominar la tecnología de radares para la aviación comercial y militar, avanzamos en la construcción de vectores, cohetes y misiles, mientras técnicos de las Fuerzas están fuertemente involucrados en la construcción de satélites.
Creo que en este lustro hemos afianzado una institucionalidad sustentable con pivot en la transparencia, como nunca se había intentado antes en el Ministerio de Defensa, ejecutor de la conducción política del Sistema.
Creo haber logrado instalar al Hombre y la Mujer concretos, tanto civiles como militares, en el eje de las transformaciones de la jurisdicción. Hoy el concepto de soldado es indisociable del de ciudadano y de funcionario público especializado en el manejo de sistemas de armas.
En síntesis, hemos dado los primeros pasos firmes hacia la modernización del Sistema de Defensa. Este es un capital de la sociedad toda, más permanente incluso que las más duraderas gestiones en el Ministerio de Defensa.
También creo haber dejado inscrito el mensaje de que no es posible la Defensa eficiente de la soberanía territorial de la Argentina, si su sociedad está debilitada internamente por la inequidad social, razón por la cual el Sistema de Defensa no puede estar desvinculado del proceso general de desarrollo económico.
Para finalizar, quiero que sepan, hombres y mujeres militares que tuve el orgullo de conducir durante cinco años, que valoro el empeño que Uds ponen por transformar a las Fuerzas Armadas, subordinadas al poder político legítimo, que es el que surge de las urnas.
Hemos tenido momentos gratos, situaciones de tensión, diferencias de opinión, pero siempre compartiendo la misma plataforma de respeto a la Constitución y la democracia.
Sé que responderán a las nuevas autoridades con el mismo compromiso y la misma profesionalidad de la que he sido beneficiaria.
Por todo aquello, vuelvo a agradecer a todos y a todas, Sres y Sras militares y civiles del Sistema de Defensa. Me despido con gran emoción en la que los recuerdos se amontonan mientras me centro en los nuevos desafíos, y los convoco a renovar nuestra obligación con la Nación, como siempre, inspirados en el espíritu emancipatorio y ejemplar que heredamos del General San Martín.
¡Viva la Patria!
Nilda Garré
http://san-fernando-mi-ciudad.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir