***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

26 abr. 2012

La pobreza cayó a 6,5 por ciento de las personas en el segundo semestre de 2011, mientras la indigencia quedó en 1,7 punto. Fueron bajas de más de 30 por ciento.


CONOMIA › EL INDICE REGISTRO UNA FUERTE BAJA DEL INDICADOR

Estadística de pobreza

La pobreza se redujo en el segundo semestre del año pasado al 6,5 por ciento de las personas, mientras que la indigencia descendió a 1,7 por ciento, según informó ayer el Indec. Los datos oficiales registran una importante mejora en las condiciones sociales respecto de 2010, profundizando la tendencia que se observa desde 2003, cuando la pobreza llegaba al 54 por ciento y la indigencia al 27,7 por ciento. Más allá de la evolución del indicador, el dato puntual es relativizado incluso por analistas afines al Gobierno. La región con mejores indicadores fue la Patagonia y en el otro extremo quedó ubicada la zona nordeste del país.
El informe semestral del Indec indica que en la segunda mitad de 2011, 382 mil hogares estaban debajo de la línea de pobreza, que el propio organismo ubicó en diciembre en 1404 pesos para un hogar compuesto por dos adultos y dos niños. Se trata del 4,8 por ciento de los hogares del país, que incluyen a 1.640.000 personas, el 6,5 por ciento del total. El porcentaje de personas es mayor que el de los hogares porque “en promedio, los hogares pobres tienen más miembros que los no pobres”, dice el Indec.
En cuanto a los datos de indigencia, el 1,7 por ciento de los hogares, es decir 141 mil familias, no pudo acceder a los alimentos para cubrir las necesidades más básicas. El Indec ubicó la línea de indigencia para una familia de cuatro miembros en 634 pesos a fines de 2011.
En relación con el mismo período del año anterior, en el segundo semestre se produjo una caída de la cantidad de pobres de 3,4 puntos porcentuales (estaba en 9,9), una baja del 34 por ciento, mientras que respecto del primer semestre de 2011, la merma fue de 1,8 punto (estaba en 8,3). La indigencia, en tanto, bajó en forma interanual 0,8 punto porcentual (desde 2,5 por ciento), que supone una caída del 32 por ciento. Frente al primer semestre, se produjo una baja de 0,7 punto porcentual (desde 2,4).
El análisis desagregado por aglomerados urbanos muestra que la región con menor nivel de pobreza fue la patagónica, con el 3,8 por ciento, seguida por el Gran Buenos Aires, con el 5,8. En particular, la ciudad de Río Gallegos mostró un nivel de pobreza de sólo 1,1 por ciento. En el otro extremo se ubicó la región nordeste, con el 12,3 por ciento, cuyo máximo se registró en la ciudad de Resistencia, con el 14,2.
En los partidos del Gran Buenos Aires la pobreza en el segundo semestre se ubicó en 6,9 por ciento de las personas, mientras que la indigencia en el 1,4. Artemio López, director de la consultora Equis, discrepa con ese dato, ya que indica en un trabajo que la pobreza en la provincia de Buenos Aires se redujo de finales de 2010 a 2011 desde un 19,9 al 16,5 por ciento, mientras que la indigencia, desde un 5 al 4,3 por ciento.
De manera similar, centros de investigación universitarios advierten que si se utiliza otra línea de pobreza e indigencia, la caída se mantiene, pero no en la misma magnitud. La fuerte reducción de la pobreza y de la indigencia que registra el Indec responde a la comparación que el organismo realiza entre la suba de los salarios en términos nominales, que en general no fue menor al 20 por ciento en 2011, respecto de la valorización de las canastas, que fue de 12 por ciento en el caso de la pobreza.
Durante 2011 hubo distritos donde el Indec registró de un semestre al otro un crecimiento de la pobreza. Uno de ellos fue la Ciudad de Buenos Aires, donde subió de 2,1 a 2,3 por ciento, dato que contrasta con la baja registrada en el conurbano, de 10 a 6,9 por ciento. También empeoró la situación en Mendoza, Córdoba, La Plata y en Posadas. Se verificaron subas fuertes en Bahía Blanca, de 5,9 a 9,8 por ciento, y Río Cuarto, de 6,4 a 9,2 por ciento.
La reducción general de la pobreza e indigencia en 2011 se debió a varios factores. Entre ellos puede destacarse la mejora en el salario real para determinados segmentos de la clase trabajadora, el alza en las jubilaciones y en la Asignación Universal por Hijo. Desde el Indec resaltan que la pobreza medida a través del ingreso deja de lado el acceso a bienes públicos como la educación, la salud o la infraestructura vial.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir