***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

11 nov. 2012

Desde tiempos remotos la Mujer desde distintas extracciones sociales y políticas Lucharon por El Voto Femenino. por MIRTA PRAINO


Desde 1912 la Ley Sáenz Peña que instaura el Voto Secreto, Obligatorio y Universal en nuestro país,  esta Ley dejaba fuera a las mujeres del derecho a sufragar por ende sin acceso a los derechos políticos.
BREVE RESEÑA: En Buenos Aires de 1916, el diputado Francisco Correa propone la incorporación al padrón municipal a viudas y solteras. - En 1918 socialista Enrique del Valle Iberlucea planteó en diputados, la completa emancipación civil que incorporaba el divorcio. - Las Mujeres Socialistas  realizan un simulacro de votación femenina que las mujeres lograron realizar en 1920 en la ciudad de Buenos Aires, con la participación de cuatro mil Mujeres Porteñas. -En 1922 el diputado Furgón expresó en un proyecto el voto censitario para las mujeres basado en su nivel educativo. - En 1929 Mario Bravo presentó un proyecto que pretendía la igualdad de derechos, aunque nunca fue tratado por el Parlamento, 3 años más tarde se creó una comisión interparlamentaria para tratar los proyectos de sufragio femenino; la Cámara de Diputados le otorgó media sanción pero no se logró la sanción definitiva de la ley.
Las Mujeres Independientes como Julieta Lanteri fueron íconos de la lucha por los Derechos Políticos,  logra el 23 de noviembre de 1911 entrar a un cuarto oscuro y votar en una elección de concejales, convirtiéndose en la primera mujer que lo logra en el país ya que emitió su sufragio.  (*)¨Julieta Lanteri. La Pasión de una mujer¨, muestra a la Julieta transgresora y luchadora, una de las primeras médicas Mujeres, formó su propia agrupación, el Partido Feminista Nacional, y se postuló como candidata a diputada nacional en 1919. Su propuesta basamenta en el Reconocimiento de los Derechos Civiles y Políticos, la Igualdad entre hijos legítimos e ilegítimos, sanción de la Ley de divorcio, Reconocimiento de la madre como funcionaria del Estado, Protección de las Mujeres en el mercado laboral a igualdad de tareas la igualdad de pago. En el acto participaron 4000 mujeres 1ª Alicia Moreau tuvo la mayor cantidad de Sufragios, seguida por Julieta Lanteri. 
Clara Campoamor quien expreso ante el congreso: Dejad que la mujer se manifieste como es, para conocerla y para juzgarla; respetad su derecho como ser humano, dejad que actúe en Derecho, que será la única forma de que se eduque en él, fuere cuales fueren los tropiezos y vacilaciones que en principio tuviere. Alicia Moreau de Justo que construyo Agrupaciones Feministas en los Centros Socialistas incrementando así la Participación de las Mujeres en las Política. Como Carmela Horne de burmeister, Asoc. Argentina del Sufragio, en 1932, Ema Costa quien fuera la primer Legisladora. Elvira Rawson, que tiene un apoyo de un sector de la UCR  entre otras tantas Mujeres que fueron parte de esos tiempos de luchas
Haciendo Memoria;
María Eva Duarte de Perón como Mujer Militante  impulsa el proyecto de Ley para otorgarle a las Mujeres el derecho Democrático de Elegir y ser Elegidas.
En el Cabildo abierto de agosto de 1951 Evita es propuesta por los trabajadores en la 9 de julio, para integrar la fórmula para las elecciones de 1952 junto al Gral. Perón, no olvidemos que la reforma de la Constitución nacional reformada en 1949 habilitaba al presidente Perón para un segundo mandato, a la que renuncia.
Para esta elección no podemos obviar la construcción por parte de la Mujeres del Partido Peronista Femenino, encabezado por Eva Perón y el trabajo de miles y miles de Mujeres que recorrieron a patria llevando el mensaje y las acciones de un Gobierno del y para el Pueblo argentino, Mujeres que lucharon por las Banderas de Igualdad de Derechos e Inclusión Política, para que las Mujeres tuvieran Derechos Civiles, Políticos e igualitarios. Una lucha desde principios de siglo y hasta la decada de fines de los 40, fueron una decena de proyectos de ley elevados, obvio, sin éxito, en el ámbito parlamentario, hasta que el 9 de septiembre de 1947, durante el primer gobierno peronista, el Congreso Nacional sanciona la Ley 13.010, voto obligatorio Las Mujeres Podrán Ser Candidatas, Elegir y ser Elegidas por el Pueblo.de la Nación Argentina.
Eva Perón había regresado de Europa de inmediato trabaja en la necesidad de que se sancionara la Ley esperada por la mayoría de las Mujeres Argentinas. Las Mujeres por Grupos “a las seis de la tarde”, abandonaron “las fábricas, talleres y sus casas para concentrarse en el Congreso” esperando así la sanción de la ley. Eva Perón en compañía de su amiga Lilian, de Isabel Ernst junto a otras Mujeres, y ubicada en el palco presenció el debate final en Diputados, esta sesion en el marco de especial, ya que trató solamente el expediente del Voto Femenino, presidiendo el Dr. Ricardo C. Guardo, a las 16 con la lectura del despacho sobre los proyectos presentados por el Poder Ejecutivo y por los diputados Justo Díaz Colodrero, Eduardo Colom, Miguel Petruzzi, Ernesto E. Sanmartino y José Emilio Visca; con las disidencias del Dip. Alejandro García Quiroga que propuso “la inscripción y voto facultativo” y la de los Dip. Ángel Baulina, Emilio Ravignani y Mario Mosset Iturraspe quienes propusieron un artículo fijando un plazo de dieciocho meses para la aprobación del padrón electoral femenino. El Dip. Reynaldo A. Pastor produjo un extenso despacho en minoría.
“las mujeres debían dedicarse a sus hogares y familias sin intervenir en agitaciones políticas, olvidándose de la activa participación femenina en las luchas por la independencia nacional; en el trabajo y en la defensa de los derechos sociales, en igualdad con los hombres- Decían legisladores de la oposición.
Mientras que otros expresaban: “Sin las mujeres, América nunca hubiera alcanzado su libertad. Muchos de los círculos, clubes y conjuraciones que entonces se formaron en América del Sur nacieron a impulso de mujeres heroicas y apasionadas. Fueron ellas las primeras en llevar la sublevación a la calle, en lucir la bandera revolucionaria, en cantar cantos patrióticos. Más tarde, siguieron a sus maridos y a sus amantes en los campos de batalla, tan firmes a caballo como de a pie; a veces con un niño al pecho, otras con pantalones de soldado, como en las viejas estampas”.
“Ansío que la ley salga hoy, que la sancionemos hoy, aun con errores de detalles o de forma que en un futuro próximo podrán ser salvados con otra ley. Anhelo que dentro de pocos días, desde el Cabildo de Buenos Aires pueda el presidente de la República promulgar esta ley, a fin de que en la plaza de la República de la Capital Federal y en las plazas públicas de todo el país, desde Jujuy a Usuhaia y desde Mendoza a Entre Ríos, de Este a Oeste y de Norte a Sur de la República, puedan las mujeres aplaudir a la ley que reconoce sus derechos políticos”. Pidió “a la mayoría de la Comisión que retire su despacho y que haga suya la sanción del Senado -con contenidos similares- para que hoy pueda sancionarse esta ley y mañana pueda el Poder Ejecutivo promulgarla”. Exxpreso el Dip. Colom.
Eva Perón no podía hablar en el recinto de la Cámara porque ese derecho le corresponde a los legisladores y a las autoridades, su prédica fue oportunamente exaltada por el diputado Visca, quien leyó “algunos párrafos que pertenecen a quien en todo momento ha sido la expresión de este pensamiento femenino y llevó la representación de la mujer argentina a la vieja Europa, la señora de Perón”: “La mujer puede y debe votar.
El voto femenino, la facultad de elegir y de vigilar desde la trinchera hogareña el desarrollo de esa voluntad, se ha convertido así más que en una aspiración, en una exigencia impostergable. La mujer puede y debe condicionar su propia conciencia a la conciencia de la comunidad, de la que forma parte activa y vital. En el camino del hogar a las urnas, está implícita la transformación de la vida cívica argentina, ajena a toda sugestión electoral que no sea la reclamada por la probidad, la conducta y el sentido del orden que rigen la sensibilidad y el espíritu femenino. La mujer puede y debe votar en mi país. La mujer votará, si los camaradas legisladores -ahondando en sus responsabilidades nacionales- ofrecen a todo un vasto y ansioso sector humano el precioso instrumento de su reivindicación civil: el derecho a elegir y ser elegidas, como en las comunidades democráticas más avanzadas del mundo.
No defiendo, pues, privilegios de cuna, ni abogo por la continuidad de una prebenda pública. Sufrí como todas vosotras, el 17 de octubre, cuando la regresión intentó arrebatarnos el esfuerzo generoso de una revolución, pensada, realizada y consolidada en favor de los explotados, los humildes, los débiles y los olvidados.
He aprendido en el dolor de cada día, la escuela de la sencillez. Conozco la crudeza de esperar. Sé de la angustia de ver propuesta una aspiración, y la certidumbre de poder abarcar ahora todo aquello que veía remoto e inaccesible, me hace ser modesta ante las cosas.
El drama diario es mi propio drama, puesto que lo comparto con todos. La alegría cotidiana o el problema, son asimismo míos, y nada ni nadie podrá distraerlos de mi labor.
El voto femenino restablecerá esa apremiante ausencia de iniciativa pública en la mujer. El voto femenino, abolirá al fin el complejo de autoridad de la mujer ante el panorama dinámico de su país. El voto femenino avasallará el tutelaje incomprensible que las leyes ejercen sobre la mujer argentina, y la colocará, por fortuna, en el plano de vigencia política a que su sacrificio permanente le ha dado justo derecho. Con el voto femenino sancionado, vamos hacia la integración de un sistema político depurado aportando al país una experiencia electoral que millones de mujeres aguardan con sus mejores impulsos.
El voto femenino no será una abstracción, ni una nebulosa. Ninguna mujer argentina puede mostrar indiferencia ante su inminente aprobación en el Congreso.”
Datos de la elección: La apuesta de las Mujeres de esos tiempos respecto a la Participación fue, sin dudas, altísima: votaron 7.483.959, 3.816.654 fueron Votos Femeninos, el de Eva Perón también fue su primer voto, su salud no permitió mas que lo hiciera desde una cama de hospital ya que allí llevaron la urna
Un 63,40% de la población voto por la fórmula Perón-Quijano en segundo mandato y el 32,28% por Balbín-Frondizi.
El Peronismo fue el único de los dos que llevó mujeres en sus listas legislativas, en tanto que el Partido Comunista llevo de candidata a una mujer a la vicepresidencia, fórmula Ghioldi-Alcira de la Peña, obteniendo 0,73% de Votos.
Las Mujeres Juraron y ocuparon el 15,4% de las bancas de la Cámara de Diputados, el 20 % en el Senado, es dable mencionar que este porcentaje participativo es alto considerando los parámetros de la época. 
Lo que también es dable establecer que pese a la participación y visibilidad de las nuevas incorporaciones de mujeres en los parlamentos es claro que estaban excluidas al acceso a la toma de decisiones, estas bancas ocupadas por Mujeres no fue una Inclusión de Todas las Mujeres donde ya visibilizadas se les reconociera desde la ciudadanía, la representación y la capacidad política, además la cuestión de genero
Hoy a la distancia las Mujeres seguimos en la lucha por los Derechos Políticos, Participativos, de Toma de decisiones, si bien hoy tenemos representatividad, creo sin dudarlo que Evita no estaría conforme como no lo estamos las Mujeres Militantes, falta mucho para la Igualdad en lo político.

Mirta Praino Noviembre de 2012


(*) historiadora y periodista Araceli Bellota en su libro: ¨Julieta Lanteri. La Pasión de una mujer¨,


MIRTA PRAINO - 11 6273 2340 http://san-fernando-mi-ciudad.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir