***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

6 sept. 2014

El trabajo invisible: el 27% de las adultas mayores cuidan niños sin ser remuneradas

Según datos de una Encuesta Nacional de Calidad de Vida de los Adultos Mayores (ENCaViAM) publicada recientemente por el INDEC, lo que demuestra que este segmento poblacional realiza un aporte central a la economía que se encuentra naturalizado e invisibilizado.
“¿Podrías haber ido hoy a trabajar si tu mamá o tu suegra no estarían cuidando de tus hijos? Me parece que es una pregunta central para comenzar este debate”, aseguró a Télam Ricardo Iacub, psicogerontólogo y titular de la cátedra de la Tercera Edad de la Facultad de Psicología de la UBA e inmediatamente agregó: “Estoy seguro de que muchísimas personas responderían que no”.
Según la encuesta -un relevamiento inédito en el país y en buena parte del mundo por los aspectos sobre los cuales se indagó a 4.656 mayores que incluyeron sexualidad, Tic's, satisfacción vital, entre otros temas- el 27,1 por ciento de las adultas mayores cuida habitualmente a un niño del entorno familiar o cercano sin percibir remuneración, pero el porcentaje asciende al 34 por ciento si se realiza un recorte en las respuestas de las mujeres entre 60 y 74 años.
Aunque en menor medida, los varones mayores también realizan tareas de cuidado ya que el 17,8 por ciento de los entrevistados también respondió que cuida habitualmente de un niño de su entorno familiar o cercano sin remuneración.
“El tema central en relación a esto es que hemos naturalizado esa práctica: las y los adultos jóvenes exigen en muchas ocasiones a sus padres, pero fundamentalmente a sus madres o suegras, que cuiden de sus hijos para poder ir a trabajar, que los vayan a buscar al colegio o los lleven a tal lado, y esto muchos mayores lo disfrutan y lo hacen por elección, pero otros se sienten obligados a hacerlo”, sostuvo el psicogerontólogo.
En la misma línea, la médica gerontóloga Lía Daichman aseguró que “la mujer muchas veces sigue manejando la casa, cocinando, cuidando a los nietos, otras veces ayuda económicamente a sus hijos y a sus nietos, entonces hay una contribución de la persona mayor que sigue sin ser reconocida”.
El fenómeno del “trabajo de abuela” es mundial y, según explica Daichman quien fue presidenta de la Red Internacional para la Prevención de los Abusos contra Personas Mayores (INPEA), “recrudece en los países más empobrecidos y donde suceden grandes catástrofes son las personas mayores y fundamentalmente las mujeres, las que cuidan de sus niños. Hay otros ejemplos como Sudáfrica, donde hay agrupaciones de abuelas que tienen a su cargo 15 chicos porque sus hijos, profesionales incluso, murieron como consecuencia del VIH”.
La “ayuda económica” a la que refiere la especialista también se vio reflejada en la encuesta aunque se encuentra contemplada en una pregunta más amplia y arrojó que el 44 por ciento de los adultos mayores “colabora en algún sentido con un familiar o conocido que no vive con él”.
La principal ayuda ofrecida está relacionada con dar cosas que el otro necesita, como comida o ropa (27 por ciento). Le sigue el ofrecimiento de dinero o pago de algún gasto (18); y luego con similar magnitud, la compañía en el hogar o para ir a algún lado (18).
“Son las mujeres quienes mayoritariamente brindan las ayudas relacionadas con el ámbito doméstico (tareas del hogar, dar ropa o comida, hacer compañía o hacer las compras) mientras que los varones tienen mayor presencia relativa en aquellas relacionadas con el sustento económico (ayuda en dinero o estar a cargo de algunos gastos)”, señala un informe de la encuesta.
Por su parte, Georges Leeson, vicepresidente del Instituto del Envejecimiento de Oxford, Inglaterra, quien estuvo esta semana de paso por Argentina invitado a unas jornadas, también refirió que esta situación se da a nivel internacional: “En muchos casos los mayores tienen un rol central en el cuidado de los niños a partir de que la mujer ha comenzado a trabajar. Esta contribución a la economía de las familias y de la sociedad no siempre es valorada”, sostuvo.
Según estudios desarrollados en su instituto en Oxford, en países latinoamericanos como Brasil y México, las personas “siguen creyendo que las familias son quienes deben ocuparse de sus mayores así como los mayores tiene obligaciones hacia sus hijos y nietos, por lo que pervive una suerte de solidaridad intergeneracional”.
Esto último también se expresó en la ENCaViAM: un 41 por ciento de los adultos mayores recibe habitualmente ayuda de algún familiar o conocido que no vive con él, entre lo que se destaca la compañía en el hogar (31,7 por ciento) y cuando tiene que ir a algún lado (24,3 por ciento), en las compras y mandados (16 por ciento) y con las tareas del hogar (13 por ciento).
Respecto a la persona que principalmente ayudó al adulto mayor en las actividades nombradas, casi un 40 por ciento mencionó a su hija mujer; un 26 por ciento a su hijo varón, y un 22 por ciento a un nieto, amigo o vecino.
“Algunos países debaten acerca de si esta tarea de cuidado de las personas mayores hacia los niños debería ser remunerada o no y yo creo que éste no es el eje. Existe un pacto social por el que pensamos que las personas han demostrado su productividad antes de la jubilación, y entonces en esta etapa debería disfrutar y hacer lo que le guste, que puede ser cuidar a su nieto, trabajar en lo que venía haciendo, ir al cine, es decir, cualquier cosa”, concluyó Iacub.
Fuente: TELAM-
MIRTA PRAINO - 11 6273 2340 http://san-fernando-mi-ciudad.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir