***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

10 ene. 2011

ELECCIONES-ARGENTINA La favorita

ELECCIONES-ARGENTINA
La favorita
- Por Marcela Valente
BUENOS AIRES, ene (IPS) - Poco más de dos meses después de la muerte de su esposo, la presidenta argentina Cristina Fernández aparece en las encuestas como la figura política con mejor imagen del país y con más posibilidades de ganar las elecciones de este año.
Fernández, según su propia confesión, atraviesa "su peor momento personal". Pero en lo político, parece haberla favorecido la desaparición de Néstor Kirchner, quien le precedió en la Presidencia del país de 2003 a 2007 y lideraba el Frente para la Victoria, el ala centroizquierdista del Partido Justicialista (peronista) creado por ambos.
"Ella venía levantando la imagen en 2010, pero con la muerte de Kirchner la gente sintió mucha empatía. Y ahora que el proceso se normaliza, quedó con un saldo positivo", comentó a IPS Mabel Fornoni, de la consultora Management and Fit.
El ranking de esta firma es liderado hoy por Fernández, con 47,3 por ciento de imagen buena o muy buena, seguida por el gobernador de la oriental provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, de su mismo partido y sector.
Scioli no descartaba el año pasado presentarse a los comicios del próximo 23 de octubre como candidato a presidente, incluso en competencia con Fernández o con el propio Kirchner, que también era un posible postulante.
Pero tras la muerte de Kirchner, quien había sido su vicepresidente y que hoy gobierna la provincia más poblada del país, bajó el perfil y se ofreció a ocupar el lugar en el que Fernández lo necesite.
La aprobación del gobierno de Fernández también marcó un brusco ascenso con su viudez y luego se moderó. Pero en el proceso de duelo, ella consiguió quedar más arriba en el favor popular que antes de perder a su compañero de vida y militancia.
Poco antes del fallecimiento de su esposo, de modo súbito por un mal cardíaco, 34 por ciento de los consultados por Management and Fit aprobaban su gestión y 60,3 por ciento la desaprobaban. Un mes después, estos indicadores pasaron a 57,4 y 31,1 por ciento, respectivamente.
Actualmente, la aprobación a la gestión del gobierno es de 49,1 por ciento y 42,7 por ciento el desacuerdo. Es decir que Fernández ganó apoyos pese a que en diciembre se desataron conflictos varios, como protestas laborales y ocupaciones de terrenos para instalar asentamientos, además de escasear los combustibles y de que se registraron cortes de energía imprevistos.
Fernández aún no confirmó si se postulará a la reelección, aunque sus colaboradores insisten en que es la mejor candidata de su partido. La encuestadora Equis le da 44 por ciento de intención de voto, al tope de la lista de competidores.
"El dominio electoral de Fernández es absoluto actualmente, aún en las provincias más impactadas por la crisis de la 125", dijo el director de Equis, Artemio López, aludiendo al conflicto que estalló en 2008 con las protestas de empresas agropecuarias por el aumento dispuesto entonces en los impuestos a las exportaciones mediante un decreto que llevaba ese número.
Fornoni también asegura que "es muy difícil" que cualquier dirigente político con ese caudal de apoyo rehúse presentarse. Vaticinó que, si las elecciones fueran hoy, "ella ganaría sin duda, porque la oposición está muy desarticulada".
Para la jubilada Sara Benítez, "éste es el mejor gobierno que tuvimos en mucho tiempo" los argentinos, pese a que, como comentó a IPS, ella se vio perjudicada con esta gestión y es muy crítica por algunos problemas pendientes.
Benítez contó que, aunque aportó siempre a la seguridad social cuando estaba en actividad, cobraba apenas la jubilación mínima, que es lo mismo que perciben en la actualidad otros dos millones de retirados sin haber hecho esas contribuciones.
Se refirió así a la convocatoria para que personas de edad de retiro, en su mayoría mujeres, que fueron amas de casa o que no trabajaron en relación de dependencia, accedan a un ingreso jubilatorio, con un descuento por los aportes que nunca hicieron.
Entre ese sector de personas de tercera edad que ahora tienen un ingreso con el que no habían soñado, el gobierno tiene muchos adherentes, y también en sectores populares, pero la clase media y media alta se mantiene crítica.
No obstante, el apoyo es lo que prima. Los observadores destacan dos factores claves para que se dé este escenario. Por un lado, Fernández gobernó desde 2007 con superávit fiscal y crecimiento del producto interno bruto.
Si bien la inflación es un desafío aún pendiente, en los últimos años cayó la pobreza y el desempleo, y la mandataria puso en marcha la Asignación Universal por Hijo, un plan de transferencia directa de ingresos a menores de edad de familias pobres.
Pero al margen de sus logros, hay una oposición que no logra articular un discurso coherente y que carece de liderazgos fuertes.
El único opositor que tiene mejor imagen actualmente es el diputado Ricardo Alfonsín, quien también vio beneficiada su imagen política por la muerte de un familiar, su padre Raúl, el líder de la centrista Unión Cívica Radical que gobernó por seis años tras la recuperación de la democracia en 1983.
El diputado Alfonsín, que ya lanzó su campaña por la Presidencia, era casi desconocido hasta el fallecimiento de su padre en 2009. La reivindicación de la figura del ex mandatario sirvió para catapultarlo como eventual candidato y hoy la imagen positiva que tiene en la encuestadora Management and Fit es de 44,4 por ciento.
Pero para Fornoni, la gran ventaja que tiene Alfonsín, paradójicamente, es que no tiene ninguna experiencia de gestión para mostrar. En cambio Scioli sí gobierna e igual consigue una imagen positiva de 45 por ciento.
"Uno de los factores que afectaba al gobierno de Cristina (Fernández) y que la gente castigaba era que ella permitiera la constante intromisión de Kirchner en las decisiones", interpretó Fornoni.
La experta también destacó que muchos se preguntan ahora cómo hará la mandataria para gobernar y a la vez hacer una campaña exitosa sin Kirchner, cuando en realidad ella ganó los dos últimos comicios en los que compitió y su marido los perdió.
Recordó que Kirchner llegó al gobierno en 2003 pese a haber quedado segundo en la primera vuelta electoral, con 22 por ciento de los votos, debido a la renuncia del ex presidente Carlos Menem (1989-1999) a competir en la segunda vuelta, al ver que, aunque había quedado primero con 24 por ciento de los votos, las encuestas le daban un altísimo porcentaje de opinión negativa.
En junio 2009 y ya con Fernández en la Presidencia, Kirchner se postuló como primer candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires en las elecciones legislativas de mitad de mandato, pero también quedó segundo, detrás del empresario Francisco De Narváez, del ala derechista del mismo Partido Justicialista.
En cambio, su esposa, que ocupó distintos cargos legislativos desde 1995, logró el primer lugar en los votos para el Senado por el mismo distrito en los comicios de 2005 y luego ganó las elecciones presidenciales de 2007 con poco más de 45 por ciento de los votos, alcanzado así el gobierno en primera vuelta.

(FIN/2011)
http://san-fernando-mi-ciudad.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir