***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

29 may. 2011

DANIEL FILMSU y TOMADA

http://sur.elargentino.com/sites/default/files/www_miradas_al_sur_com_logo.gif

Los argumentos de la fórmula que pone nervioso a Macri

Gabriel Bencivengogbencivengo@miradasalsur.com

“Confío en la militancia para convencer a los porteños que todavía miran con recelo al kirchnerismo”, afirma Daniel Filmus. (JUAN ULRICH)

Otras notas

  • Con las elecciones fijadas para el próximo 10 de julio, el precandidato por el Frente para la Victoria en la Ciudad de Buenos Aires, Daniel Filmus, se encuentra mejor posicionado dentro del kirchnerismo para alcanzar el ballottage, con una intención de voto del 25 por ciento, de acuerdo con tres consultoras. Según el senador nacional, su mensaje tiene mayor recepción en los porteños gracias al proyecto político implementado por la Presidenta y al discurso conservador del actual jefe de la Ciudad, Mauricio Macri.
  • Management & Fit, que trabaja para Francisco De Narváez –que promueve a Javier Castrilli en la Capital–, en un estudio del 8 de marzo pasado, le da 42% de apoyo del electorado a la presidenta Cristina Kirchner, el nivel más alto desde su asunción para esa consultora. La respuesta espontánea ante la pregunta “¿A quién votaría para Presidente?” tiene a Cristina Kirchner con 17,1%, seguida por Macri pero con sólo el 5% de las respuestas. La aprobación de la gestión de Mauricio Macri, en cambio, es del 26,2%.
  • Las luces de la ciudad
    Tras la decisión de Mauricio Macri de candidatearse por la reelección en la Ciudad, Julio Aurelio hizo una encuesta en la Capital. De acuerdo con ese estudio, la imagen de la gestión de Cristina Kirchner tiene 52% a favor y 44% en contra, mientras que Mauricio Macri cosecha el 51% a favor y el 47% en contra. En cuanto a la imagen de los candidatos y precandidatos, Daniel Filmus cosecha 50% de respuestas favorables y 35% en contra. Amado Boudou 38% a favor y 44% en contra. Mauricio Macri tiene 50,2% de imagen positiva y 46,2% de imagen negativa.
  • Cifras, potencialidades y desafíos
    –Cuál es la potencialidad de cada uno de los candidatos del FPV para jefe de Gobierno?
    –Daniel Filmus es el que está más instalado. Tiene el mayor nivel de conocimiento y de familiaridad con el electorado. La gente sabe cómo piensa. Logró sacar un 40 por ciento de los votos en el ballottage de 2007. Y, más allá de estar en el kirchnerismo, logró un perfil propio.
  • “Hay que sumar otras fuerzas”
    Dijo que el candidato del kirchnerismo porteño tiene que surgir de una mesa de diálogo del partido, a nivel local y nacional. Que la prioridad debe ser quién aporta más al triunfo del proyecto nacional y a la posibilidad de derrotar al PRO. Dijo que el gobierno de Macri tiene un problema de gestión generalizada y que defraudó a los porteños. Dijo, sobre la polémica por la lista de adhesión de Martín Sabbatella en la provincia de Buenos Aires, que “hay que abrirles la puerta a otros partidos que quieran apoyar a la Presidenta”.
  • Con Pino cambió el paisaje
    Contra el triste 8 por ciento de los porteños que en septiembre de 2009 opinaban que la situación del país era “buena o muy buena”, hoy la proporción de los optimistas pasó al 38 por ciento. Contra el alicaído 20 por ciento que aprobaba la gestión de la Presidenta, en febrero pasado el porcentaje subió al 47 por ciento y en abril trepó un poco más: 49. En sentido contrario, la desaprobación a la gestión de Mauricio Macri creció del 33 por ciento registrado en marzo de 2008 al 55 por ciento en este mes. ¿Estos números hablan de un escenario harto favorable para el kirchnerismo en Capital
Entrevista: Daniel Filmus. La campaña que arrancó es la más corta de la historia porteña. La fórmula del Frente para la Victoria dialogó con Miradas al Sur. Aquí, las razones de una contienda que trasciende el resultado electoral.

Macri fue muy democrático. No castigó a nadie en particular, sino a todos los porteños en general”, afirma Daniel Filmus. El candidato del Frente para la Victoria recibió a Miradas al Sur en su despacho del Senado. Durante la charla, analizó la gestión macrista, detalló las propuestas del espacio que lidera y avanzó en definiciones sobre la campaña que arrancó. “En 2007 había una suposición que hablaba de un Macri que podía no tener sensibilidad social, pero que podía ser eficiente para realizar obras públicas. Quedó demostrado que no sólo carece de sensibilidad, sino que, además, es ineficiente. Encabeza un Estado ausente que no resuelve los problemas”, subraya Filmus. Desde su perspectiva, de 2007 a la fecha hubo otro cambio fundamental: la mirada de los porteños sobre el Gobierno Nacional. “La capacidad y el coraje de Cristina demostraron que quedarse en el mismo lugar era retroceder. Se tomaron medidas muy importantes, como la Asignación Universal por Hijo, la estatización de los fondos de las Afjp y la sanción del matrimonio igualitario. Son medidas que demostraron que se podía avanzar con el acompañamiento popular”, apunta Filmus.
–¿Cómo explica que exista un sector dispuesto a votar una candidatura presidencial de Cristina Kirchner y, al mismo tiempo, a Macri en la ciudad?
–Es un sector que está satisfecho, que defiende el statu quo. Tal vez no tienen en claro que la bonanza que disfrutan es por las políticas nacionales. Es un sector pequeño, pero existe.
–¿Qué le suma Carlos Tomada a la fórmula?
–Una gran capacidad de gestión. Es el hombre que reconstruyó las relaciones laborales y puso nuevamente en marcha las convenciones colectivas. Además, tiene una enorme sensibilidad social. Por eso decidió que coordinará las políticas para recuperar la zona sur, donde se requiere un abordaje transversal que implica acciones en salud, educación, vivienda y seguridad.
Voto a voto. Filmus no coincide con la caracterización que lo define como el hombre que aporta transversalidad y que coloca a Tomada en el lugar de quien tracciona el voto peronista. “Los dos tenemos una mirada peronista que trasciende lo sectorial”, dice el candidato.
–Hay un votante peronista que no es kirchnerista. ¿Qué reflexión le merece?
–Es un voto que el macrismo heredó del menemismo. Una suerte de alianza entre los más humildes y la clase alta. Esa gente está desilusionada con Macri y la alianza está en disolución. Confío plenamente en nuestra militancia para convencer a esos votantes que todavía miran con recelo al kirchnerismo.
–Muchos analistas señalan que habrá una competencia entre Proyecto Sur y el Frente para la Victoria por un segmento del electorado.
–Es probable que un sector vea en ambos espacios propuestas progresistas. Respeto muchísimo a Solanas. Habrá que debatir y la gente deberá evaluar propuestas y trayectorias de gestión.
–¿En términos geográficos, cómo dibujaría las fortalezas y debilidades del Frente para la Victoria?
–Estamos muy fuertes en la zona centro y fuertes en el sur, donde competimos con Macri, pero tenemos algunos problemas en los barrios del norte.
–¿Como evalúa las listas de adhesión?
–Son vertientes que suman al mismo proyecto. Expresan una realidad: el Frente para la Victoria es mucho más amplio que el kirchnerismo.
–Algunos advierten que los porteños suelen definir su voto de espaldas al resto del país.
–No lo creo. Diría que las tradiciones político-partidarias tienen menor peso que en otros distritos. La ciudad tiene una dinámica propia y hay que comprenderla.
–Según las encuestas, la definición llegará con el ballottage entre el Frente para la Victoria y el PRO. ¿Esto abriría la puerta para una negociación con otras fuerzas?
–No lo descartamos, pero la negociación debe darse con quienes compartan nuestro proyecto para que resulte una suma y no una dilución. Debería resultar en una coalición más amplia que se refleje en la Legislatura. Lo fundamental es confluir en iniciativas para transformar la ciudad. Para eso hay que arrebatarle el distrito al sector neoliberal que añora la década menemista. Son los que pensaron la ciudad como cabeza de playa para llegar a la Casa Rosada y que, ahora, como les fue mal, se replegaron al distrito.
Educación, vivienda y salud. Según Filmus, la lógica de la campaña obligará a que Macri a explique “por qué piensa hacer en los próximos cuatro años lo que no hizo con recursos y una recaudación récord”. Según apunta, son muchas las deudas que acumula la gestión del PRO. “¿Ejemplos? Muchos... Prometió una ley de educación digital. No sé bien qué significa o interpreta por eso, pero la realidad es que el distrito no tiene lo más básico y elemental, como una ley de educación a secas. Tampoco dio respuesta a la falta de vacantes en los niveles inicial y primario”, dice Filmus.
–Hace muchos años que en la ciudad no se construyen hospitales.
–Macri no tenía que construir hospitales, tenía que construir uno solo, en Villa Lugano, y no lo hizo. Tampoco pudo resolver el hospital abierto todo el día y la historia clínica unificada, otras dos promesas que incumplió. También hay problemas con los centros de salud. Son temas básicos que se deben acompañar con mejoras edilicias y tecnológicas.
–¿Cuál es la propuesta con relación a las villas?
–Urbanizarlas. Algunas, muy pocas, habrá que trasladarlas. En forma paralela, apuntamos a construir en seis años cuarenta mil viviendas sociales. Al mismo tiempo vamos a implementar desde el Banco Ciudad créditos para los jóvenes que quieran acceder a su primera vivienda. Además, está el tema de los alquileres. Hay 120 mil unidades ociosas. Nuestra idea es incentivar la oferta mediante una rebaja impositiva.
Basura, transporte y seguridad. Desde 2006, la cantidad de basura que produce la ciudad no para de crecer. La llamada “Ley de Basura Cero” no se cumple. La clasificación de residuos –que debería hacer cada porteño en su hogar– la realizan quienes trabajan en las calles en condiciones precarias. “La basura no puede ser un negocio. Es un problema social y ambiental Si pagamos por cantidad recolectada estamos en problemas. La aplicación de la norma es urgente”, señala Filmus.
–¿Cuál es la propuesta en materia de transporte público?
–Construir centros de transferencia en los límites de la ciudad para que la gente deje el auto y llegue al centro en transportes públicos de calidad. Obviamente, vamos a trabajar para ampliar la red de subtes.
–Eso requiere de grandes inversiones. ¿Se pueden realizar con la actual estructura de ingresos y egresos?
–Primero hay que terminar con las obras superfluas. Además, hay que aprovechar los planes del Gobierno Nacional. Si la ciudad no se incorporó es porque no presentó los proyectos.
–¿El endeudamiento público es una alternativa?
–Sólo para las grandes obras. Son inversiones que amortizan a largo plazo. El problema con Macri es que incrementó en un 250 por ciento la deuda pública y no hizo obras.
–Se coincida o no con el enfoque mediático, el tema de la seguridad es clave.
–Acompañamos la modificación de la Ley Cafiero para permitir el traspaso de la Policía Federal y vamos a trabajar para fortalecer la Policía Metropolitana. Si somos gobierno, la conducción estará en manos de un civil. El objetivo es articular las tareas de ambas en la misma dirección que lo hace Nilda Garré: más presencia en la calle y foros de participación ciudadana. Además, impulsaremos la designación de comisionados civiles en las comisarías.
–¿Un alineamiento político del distrito con la Nación favorecería el traspaso?
–No necesariamente. El tema es competencia del Congreso. Hace falta el consenso de los diputados y senadores del interior. Hoy, la oposición tiene mayoría en Diputados y nada hizo al respecto. Ni siquiera votaron mi proyecto para el traspaso de la Justicia, que tiene media sanción del Senado y duerme en Diputados desde el año pasado.
–¿Cuánto cuesta el traspaso?
–En principio, unos dos mil millones de pesos anuales.
“Pies de barro”. Filmus destaca que Macri buscó, durante y después de la campaña que lo ubicó en la Jefatura de Gobierno, posicionarse como el líder de la oposición. “De hecho, intentó antagonizar con los funcionarios nacionales. Por eso se colocó en los antípodas y le echó a la Casa Rosada la culpa de todos los problemas que no supo resolver”, agrega el candidato.
–Tampoco pudo ser candidato presidencial...
–No pudo por el consenso que tiene la Presidenta. Es más, ni siquiera pudo posicionarse como jefe de la oposición porque tiene pies de barro a raíz de su pésima gestión.
COMUNICACIÓN. La Ciudad y los medios
Una buena forma de comparar las gestiones de Mauricio Macri y del Gobierno Nacional es evaluar qué hicimos nosotros con Radio Nacional y el Canal Encuentro, y que hizo el PRO con Radio de la Ciudad y la señal Ciudad Abierta”, propone Daniel Filmus. El candidato asegura que de ser electo jefe de Gobierno “potenciará” con un alto contenido educativo ambos canales de comunicación que dependen de la administración porteña. “Ciudad Abierta quedó reducido a poco menos que nada. Lo mismo pasó con la emisora. Se trata de dos herramientas extraordinarias que deberían defender la identidad de la Ciudad de Buenos Aires. Hoy, nadie sabe que existen. Y nadie sabe que existen porque a Macri no le interesa la cuestión, una actitud que también se refleja en la programación teatral. Los barrios tienen mucho para decir y mostrar. Lo mismo pasará con las comunas. ¿Cuántas universidades, tanto públicas como privadas, podrían difundir el fruto de sus investigaciones? Vamos a poner ambos medios al servio de la cultura y la educación”, asegura Filmus.

Inicio

Carlos Tomada: “Llegado el caso, votaría a Pino”

Por Eduardo Anguita eanguita@miradasalsur.com
“En el sur de la ciudad hay mucho por hacer. El tema me desvela”. (DIEGO MARTINEZ)

Otras notas

  • El panorama electoral en la Ciudad
    Detrás de la fórmula porteña del Frente para la Victoria-Daniel Filmus-Carlos Tomada- se forjó un frente electoral cuyas patas más visibles son la fuerza de Aníbal Ibarra, Diálogo por Buenos Aires, y Nuevo Encuentro de Martín Sabbatella. Miradas al Sur habló con referentes de todos los espacios políticos que constituyen este frente. Los consultó sobre los interrogantes fundamentales: ¿Cómo se articularán en la campaña? ¿Qué lugar ocuparán Sabbatella e Ibarra? ¿Cómo pararse frente al electorado de Fernando Pino Solanas para poder sumarlo en un posible ballotage?
  • Tres encuestas de la Capital
    Management & Fit, que trabaja para Francisco De Narváez –que promueve a Javier Castrilli en la Capital–, en un estudio del 8 de marzo pasado, le da 42% de apoyo del electorado a la presidenta Cristina Kirchner, el nivel más alto desde su asunción para esa consultora. La respuesta espontánea ante la pregunta “¿A quién votaría para Presidente?” tiene a Cristina Kirchner con 17,1%, seguida por Macri pero con sólo el 5% de las respuestas. La aprobación de la gestión de Mauricio Macri, en cambio, es del 26,2%.
  • “Hay que sumar otras fuerzas”
    Dijo que el candidato del kirchnerismo porteño tiene que surgir de una mesa de diálogo del partido, a nivel local y nacional. Que la prioridad debe ser quién aporta más al triunfo del proyecto nacional y a la posibilidad de derrotar al PRO. Dijo que el gobierno de Macri tiene un problema de gestión generalizada y que defraudó a los porteños. Dijo, sobre la polémica por la lista de adhesión de Martín Sabbatella en la provincia de Buenos Aires, que “hay que abrirles la puerta a otros partidos que quieran apoyar a la Presidenta”.
  • “El proceso de baja de la desocupación va a continuar”
    Las iniciales del nombre del ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social coinciden con la sigla de la Central de Trabajadores Argentinos, CTA. Sin embargo, Carlos Alfonso Tomada es remiso a aventurar apreciaciones sobre el resultado de las primeras elecciones internas del otro gran sindicato argentino, cuya personería jurídica aún tiene pendiente de aprobación. El funcionario tiene el récord de permanencia en el cargo más alto de esa cartera estratégica, casi siete años entre las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández.
  • Ondas de amor y paz en el kirchnerismo porteño
    Será por el compromiso con “el proyecto nacional”. O porque apostaron a diferenciarse del internismo en el que están sumergidas otras fuerzas políticas. Será que tienen grandes coincidencias sobre qué hacer con la ciudad de Buenos Aires y sólo disputan cuál será el mejor para ganar la elección. O por la instrucción presidencial de evitar roces por espacios de poder. Quizá sea una mezcla de todos estos factores más la muy buena relación que los une.
  • Un frente para Filmus-Tomada
    La versión circuló por la Legislatura porteña pocas horas antes de que se anunciara la fórmula del Frente para la Victoria, Daniel Filmus-Carlos Tomada. El rumor sostenía la posibilidad de que se cerrara una lista única en la Ciudad integrada por el kirchnerismo y el sabbatellismo. Gabriela Cerruti sería –según la versión– la candidata a vicejefa de quien fuera el candidato K. La anécdota sirve como símbolo de los vaivenes que hasta el último segundo implica construir-siempre un frente electoral.
Desde la asunción presidencial de Néstor Kirchner, Carlos Tomada lleva las riendas del Ministerio de Trabajo. Ahora, tiene un nuevo desafío: convencer al electorado porteño. En diálogo con Eduardo Anguita, durante el programa Hoy más que nunca que se emite por Radio Nacional, el candidato a vicejefe de Gobierno porteño habló de la campaña, arriesgó definiciones, avanzó con ideas y recordó la figura de Julio Godio.
–Cuando se creó en la Facultad de Sociales de la Universidad de Buenos Aires la carrera de Relaciones del Trabajo, recuerdo que me lo cruzaba a usted en los pasillos. En esos años, varias carreras parecían para una Argentina que no llegaría nunca...
–En particular Relaciones del Trabajo, que tuve el honor de dirigir y cuya matrícula es la que más creció. Estamos hablando del ’87 y parecía una carrera para pocos. No le digo en los años ’90. Quién podía pensar en esos años que el trabajo volvería a ser el eje de la inclusión social.
–Hace poco más de una semana falleció Julio Godio…
–Es una pérdida para todos. Para los trabajadores y para la cultura en general por todo lo que significó para el mundo del trabajo. Vamos a sentir a su ausencia.
–¿Cómo fue eso de que el día en que la Presidenta lo convocó para comunicarle la fórmula su teléfono lo tenía otra persona?
–Me avisó por la tarde que quería hablar conmigo a las siete. Yo tenía el acto de la Corriente Nacional y no quería dejar de ir. Había asumido el compromiso y le pedí demorarme un poquito. La Presidenta, con su espíritu militante, me dijo: “Bueno, está bien, venite a las ocho y cuarto”. Al final fue todo un acelere para llegar desde el estadio de Ferro hasta Olivos. Pocas veces corté tantos clavos. Finalmente, llegué, tuve la reunión y me sorprendí. Fue una enorme alegría su invitación para que me sumara al desafío. He tenido todos estos años la responsabilidad de ser ministro, pero participar de una campaña electoral, someterme al voto popular y representar el proyecto nacional en la ciudad es un desafío que me llena de orgullo. Acompañarlo a Daniel es una de las buenas cosas que me podían pasar.
–Seguramente, ya se están juntando los candidatos con los equipos técnicos para encarar la campaña....
–Es una campaña corta, pero nuestros equipos trabajaron juntos la plataforma electoral que presentamos hace quince días.
–¿Qué cosas siente que los porteños necesitan entender para que la ciudad acompañe el proyecto nacional?
–Que el único camino que podemos recorrer es el camino de la inclusión social. Buenos Aires tiene que ser una ciudad más integrada. Necesitamos incluir a los postergados. El sur de la ciudad es un tema que me desvela; sobre todo, porque se ha hablado mucho. Néstor Kirchner solía decir que hay temas sobre los que ya no se puede hablar. Son los temas sobre los cuales lo único que resta es hacer. Y en el sur hay mucho para hacer. Hay otros elementos que hacen a la integración. Por ejemplo, articular políticas entre la provincia y la ciudad. Finalmente, hay que integrar la ciudad al proyecto nacional. Todos sabemos que cada vez que la ciudad estuvo apartada de los procesos colectivos, la que sufrió fue la Nación.
–Se habla de usted como un hombre de consenso. ¿Cómo ve el frente que se está armando?
–El Frente para la Victoria es un frente que suma, a lo que viene del tronco peronista, otras expresiones que, en todos los casos, están muy comprometidas con la defensa del proyecto. Me refiero, por ejemplo, al Partido Intransigente, al Frente Grande y al Partido Humanista. Sin dudas, los aportes de Martín Sabbatella y de Aníbal Ibarra enriquecen. Las grandes transformaciones las produjeron partidos o estructuras con concepción frentista.
–Las encuestas señalan que Macri y Filmus están parejos, y que, todavía, el techo de Solanas no está claro. ¿Si se invirtieran las cosas y Solanas fuera a ballottage con Macri, usted qué haría?
–En lo personal, no dudaría en votar a Proyecto Sur. Claro que es un improbable, pero le respondo desde mi convicción. Sería un debate importante y, obviamente, habría que discutir hacia al interior de nuestro espacio.

--
FUENTE:  Grupo "Red Militante en el Proyecto Nacional" 

http://san-fernando-mi-ciudad.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir