***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

3 ene. 2014

El reelecto presidente de la Cámara baja de la provincia de Buenos Aires, el diputado Horacio González, repasa los principales logros de su gestión y las metas para el 2014

“El desafío seguirá siendo llevar el trabajo de los diputados a los barrios”

El reelecto presidente de la Cámara baja de la provincia de Buenos Aires, el diputado Horacio González, repasa los principales logros de su gestión y las metas para el 2014, en donde los temas de seguridad ocuparán un lugar central. Además, celebra que tras 30 años ininterrumpidos “la democracia haya dejado de ser una categoría de pensamiento idealizada para convertirse en una realidad”.
27 de diciembre de 2013
Contador de profesión, militante peronista por pasión y vocación. Horacio Ramiro González, reelecto presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, es un hombre que hace un culto del bajo perfil pero que pone todo su énfasis en la gestión y el trabajo cotidiano. Sus pares lo reconocen como un facilitador de los debates, pero a su vez el promotor principal en la búsqueda de los consensos y el respeto por las ideas individuales y partidarias.

Esos atributos se agregan a la determinación adoptada por la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, para que la conducción de la casa de leyes bonaerense recaiga una vez más en él, hecho que contó con el respaldo y acompañamiento del gobernador Daniel Scioli.

“Agradezco la confianza de mi conductora, que es la presidenta Cristina, y del gobernador Daniel Scioli, por haber acompañado mi trabajo y respaldar mi gestión” sintetizó a la hora de pronunciarse luego de la confirmación en su cargo.

Sus objetivos de alcanzar una Cámara de Diputados de “puertas abiertas” se van cumpliendo con creces. El vínculo con la ciudadanía, la transparencia absoluta en la gestión y la sanción de leyes trascendentes para los bonaerenses dan cuenta de un escenario propicio para continuar profundizando el rumbo de inclusión y amplitud de derechos para todos, como suele recordar este legislador del oeste del conurbano.

La provincia de Buenos Aires ya cuenta con fertilización asistida gratuita, con nueva ley de procedimientos de adopción, con legislación de acceso justo al hábitat, lo que constituye un marco jurídico inimaginable hasta hace algunos años. “Estas políticas públicas se expresan en el marco de un proyecto de Nación que crece y que está sembrando los cimientos sólidos del futuro”, especifica Horacio González.

En una entrevista con Semanario Parlamentario, el titular de la Cámara baja repasa los principales acontecimientos vividos en su mandato, analiza el porvenir y postula: “el desafío seguirá siendo llevar el trabajo de los legisladores a los barrios, porque la política es la herramienta insustituible para alcanzar los sueños de transformación social”.

- ¿Qué conclusiones puede sacar de su trabajo al frente de la Cámara de Diputados?
- Lo que nosotros nos proponemos es ser un puente y no una barrera para encontrar soluciones a la multiplicidad de conflictos que atraviesa nuestra gente. La provincia de Buenos Aires es un territorio multicultural, muy extenso, con problemáticas diversas y soluciones que no pueden ser brindadas desde un despacho en La Plata. Por eso, lo que hemos propuesto a todos los integrantes de la Cámara de Diputados es tratar de tener un oído bien cerca de las expresiones sociales que tienen cosas para decir y que requieren de nosotros respuestas concretas.

- ¿Cómo quien dice ir hacia la montaña? 
- Yo creo que los funcionarios públicos y los legisladores no podemos tomar real dimensión de los padecimientos de la gente si estamos lejos, encerrados en una oficina.

- ¿Pero en concreto como se logra? 
- A través de la mecánica de funcionamiento y los organismos que hemos ido creando, como la Oficina de Atención al Ciudadano, el Observatorio Social Legislativo y el Instituto de Organización Popular, nos ayudan a poder tener mayor proximidad con los vecinos de cada pueblo de la Provincia. Creo que ese vínculo debe crecer mucho más, y en eso trabajaremos en los próximos años. Por eso vamos a avanzar en la creación de institutos relacionados con la violencia, el narcotráfico y lo social.

- ¿Cuáles son las leyes con las que cree haber modificado las estructuras?
- Mire. Hemos sancionado durante los seis años que llevo al frente de la Cámara de Diputados más de 800 leyes. Y lo expreso en plural porque lo hicimos con el respaldo de todos los bloques políticos que, sin resignar sus ideas, nos acompañaron en aquellos temas estructurales que atraviesan a la sociedad. Hay muchas que fueron herramientas de gobierno propuestas por el Ejecutivo que encabeza nuestro gobernador Daniel Scioli, y otras tantas que nacieron en el seno de la Legislatura. Más allá del origen, lo que está claro es que todas fueron pensadas para mejorar la calidad de vida de los bonaerenses.

- ¿Me refiero a que iniciativas cree nacieron como respuesta a una demanda clara?
- Tengo muy presentes leyes como Fertilización Asistida, adopción, violencia de género, nocturnidad, humo cero, seguridad vial, protección de la vivienda única, ley de talles, acceso justo al hábitat, promoción de inversiones, creación de fuentes de empleo, fábricas recuperadas. Si usted analiza, nunca una ley votada en la Cámara de Diputados fue en contra de alguien, sino a favor del reconocimiento de derechos, incluso de las minorías, que suelen ser los sectores más vulnerables.

- ¿Por qué se pudo legislar sobre temas que antes no había manera de abordar?
- Los pueblos avanzan y obligan a sus representantes a estar en consonancia. Ya no hay espacios en Argentina, luego de estos años de crecimiento y afianzamiento democrático, para que alguien se anime a cercenar derechos. Derechos intrínsecos al ser humano y otros que se van incorporando en la ampliación lógica del Estado como parte del revolucionario proceso inclusivo que vive nuestro país. El trabajo que estamos realizando en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires también es el reflejo de los cambios evidenciados en el espíritu argentino. De la mano del diálogo y del consenso, leyes estructurales para la vida de la gente recibieron un profundo acompañamiento y modificaron aquello que se hallaba establecido y que parecía imposible de modificar, como status quo.

- ¿Será el año que viene un momento en el que necesariamente habrá que afianzar consensos con la oposición?
- No es algo nuevo eso. A mí me tocó presidir esta Cámara de Diputados en diferentes escenarios. Tuvimos mayoría absoluta, luego mayoría simple, pasamos a ser primera minoría, y ahora incluso estamos cerca del quórum propio. Creo que vamos a encontrar el camino con la oposición. No hay que dramatizar, al contrario: creo que de la diversidad surgen cosas buenas. Ni tampoco debemos olvidar que esta composición de la cámara es por decisión del soberano, que es el pueblo. Los diputados que hoy ocupan una banca tienen absoluta legitimidad para hacerlo, porque así lo determinó la gente. Y estamos conmemorando 30 años de democracia: qué mejor que hacerlo con esta diversidad de voces en el Parlamento.

- ¿Y cuáles son las expectativas que tiene para 2014?
- Tenemos asignaturas pendientes y es indispensable abordarlas cuanto antes. El tema de la seguridad es una, y claramente sigue siendo la principal demanda de la ciudadanía. Y, en ese sentido, tendremos que hablar y llevar adelante una ley que nos permita concretar una Policía Municipal o una Policía local que tanto está requiriendo la sociedad.

- ¿Sólo seguridad?
- Otro tema que nos tiene que guiar, porque es un tema de recurrente actualidad, es la espiral de precios que golpea fuertemente. Tenemos que ir al fondo con estos temas, y legislar en función de esto, porque se es sedicioso cuando en vez de defender a la población uno se levanta contra las propias autoridades, pero también es sedicioso remarcar precios hasta llevar a ciertos sectores de la población a la pobreza. Eso también es sedición. Tenemos que trabajar para que esto no ocurra, dotando al Poder Ejecutivo de herramientas concretas para accionar.

La mirada nacional
- ¿Qué significado tiene que las autoridades legislativas de la provincia de Buenos Aires hayan sido respaldadas por la presidenta de la Nación?

- Lo que ocurre es que todo lo que sucede tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado bonaerense tiene repercusión nacional. Es necesario que la Provincia siga siendo parte del proyecto nacional, un proyecto político que trajo bienestar al pueblo. Debemos tomar conciencia del tiempo histórico que nos toca vivir, con un crecimiento económico inédito para los 200 años de nuestra patria, sustentado en la generación de puestos de empleo, inclusión social y una inversión jamás vista en educación, una apuesta fundamental para las futuras generaciones. Estamos ante un momento excepcional de la Argentina, ya sea desde lo institucional, económico, social y cultural, y lo mismo pasa con la Provincia, que está más pujante que nunca, en franco crecimiento y con muchísimas expectativas positivas. Éste es un proyecto que ha llevado a este país al Estado de justicia que todos los argentinos queríamos.

- Bueno… pero no está todo resuelto…
- Por supuesto que faltan muchas cosas, y tenemos que seguir por este camino. Hoy, en la Argentina, las decisiones las toma la política, no son impuestas desde afuera o desde los medios. Y la política es la herramienta insustituible para alcanzar los sueños de transformación social.

- ¿Qué reflexión puede hacer a propósito de los 30 años de democracia?
- Pensaba en estos días en un dato estadístico que me simboliza el país que estamos construyendo entre todos, y que dejaremos como herencia para las futuras generaciones. La mitad del padrón total de votantes a nivel nacional nació y se crió en democracia, bajo los preceptos del respeto por las libertades individuales y colectivas y el poder de decisión al alcance de la mano. Ese gran mapa representa, en verdad, un anhelo de cientos de hombres y mujeres que dieron la vida por sus ideales y por evitar que los autoritarismos conduzcan los destinos de la patria. A 30 años de haber retornado al sistema democrático, la Argentina consolida día tras día eso que alguna vez fue una esperanza. Y cada vez con más participación de todos los sectores que tienen ideas para expresar según el espacio que le toque ocupar. La democracia hoy se nutre en las escuelas, en los sindicatos, en las sociedades de fomento, en las familias, en las organizaciones sociales, en las universidades, los partidos políticos y demás puntos de reunión que abre las puertas a la política bien entendida. Política, la madre y primordial herramienta para conquistar las transformaciones, indispensable ejercicio en la toma de decisiones. Ya no hay lugar para la violencia en la Argentina y la democracia dejó de ser una categoría de pensamiento idealizada para convertirse en una realidad.


MIRTA PRAINO - 11 6273 2340http://san-fernando-mi-ciudad.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir