***** *****Escudo Peronista Pictures, Images and Photos ***** - ***** Invitamos a Visitarnos en Twitter - @mirtapraino y en Face - Mirta Praino

13 feb. 2012

Las dudas detrás del desempleo Pese a que la Presidenta anunció que la tasa cayó a 6,7% en 2011, una cifra que está cerca de un piso que ya no se puede bajar, algunos desconfían del indicador


Cristina Kirchner anunció públicamente que la Argentina está cada vez más cerca del pleno empleo. En su reaparición luego de la operación de tiroides, anticipó casi al pasar que la desocupación en el país alcanzaría un 6,7% de la población económicamente activa (PEA) a fines de 2011, o sea, a 1,2 millones de argentinos.
Apurada por brindar buenas noticias, la Presidenta obtuvo el dato oficial casi tres semanas antes de la difusión prevista -el 22 de este mes- por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) para los números del cuarto trimestre de 2011 de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH). Pero, más allá del dato de color, algunos economistas privados recelan de los indicadores calculados por el Indec luego de la intervención oficial que en estos días cumple cinco años y que tuteló el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.
"Hay adulteración de datos. Esto es un dibujo", denuncia el economista José Luis Espert, que estima el desempleo 10,3%, con lo que afectaría a 1,8 millones de argentinos (unos 600.000 más de los que capta el Indec). Según Espert, desde 2007, año en que comenzó la intervención, la Población Económicamente Activa (PEA) -personas que tienen un trabajo o que sin tenerlo lo están buscando activamente- se mantuvo "abundantemente" baja.

 
 

"La subestiman cuando la economía crece y esto hace que haya menor chance de que haya más desempleo", esgrime el economista, que critica además el boom del empleo público en la Argentina. Según datos de FIEL sobre el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), desde comienzos de 2006 hasta mediados de 2011 una porción del empleo público, que excluye a buena parte de las provincias (Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, entre otras no transferidas al Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones), creció en 400.000 puestos. Si se extrapola a todo el sector público, el aumento es de unos 600.000 puestos en cinco años y supera los 900.000 desde 2003.
En esta consultora recalcan, no obstante, que la PEA está "clavada" desde 2003 en un promedio de 46,6% para los aglomerados urbanos. El congelamiento de la proporción de población que quiere estar en el mercado laboral puede tener varias razones, entre otras, la proliferación de subsidios en los años de crisis. Pero el dato no cambió con el transcurso de los años, la mejora económica y el desarme de los planes sociales. En cualquier caso se frenó el aumento de la participación laboral, lo que favoreció que el desempleo dejara de crecer, creen en FIEL.
Luciano Cohan, economista en jefe de la consultora Elypsis, opina que "el dibujo" en la EPH es menor al que estima Espert y no supera los dos puntos porcentuales. "Lo peor es que la duda [sobre los cálculos oficiales] está instalada", dice.
Cohan halló además algunas "perlitas" de lo que él denomina "la impericia" de parte de aquellos que elaboran la EPH. Por ejemplo, describe a los llamados inactivos, donde se agrupan estudiantes y menores, amas de casa, jubilados, discapacitados, personas que viven de rentas y el resto. Esta última categoría, reservorio de todo lo que no es fácil de catalogar, representó históricamente 1,75% de la población. Pero luego de la intervención oficial, se disparó inexplicablemente hasta casi 2,3% y luego de un exuberante zigzagueo cayó por debajo del 1,6 por ciento.
Eso no es todo. El economista de Elypsis cuenta que, según la EPH, la población menor a los 10 años, cuya proporción cayó con el tiempo, creció en un solo trimestre 4,5% (a comienzos de 2011), por lo que pasó de 15,2% a 15,8% de la población.
"Esta situación está muy por afuera del intervalo de confianza justificado por el tamaño de la muestra", explica. Por último, Cohan cuestiona cómo, entre fines de 2011 y 2012, con sólo dos trimestres de intervalo, la población ocupada en explotaciones de minas y canteras creció un inexplicable 150 por ciento.
"Se han hecho cambios metodológicos en las bases que no permiten la posibilidad de comparar o hacer control metodológico con lo que se hacía antes de la intervención", explica una técnica de la EPH desplazada por la intervención.
La EPH está conducida actualmente por Claudio Comari, que llegó al Indec de la mano de Moreno. Oficialmente fue designado en septiembre de 2009, aunque ya estaba a cargo de los importantes datos socioeconómicos desde mucho antes.
Comari había sido miembro del Equipo de Investigación y Análisis de las Políticas Económicas y Sociales del entonces kirchnerista Movimiento Barrios de Pie (hoy opuesto al Gobierno). Pero además es licenciado en Psicología con maestría en Metodología de la Investigación en Ciencias Sociales de la Universitá Degli Studi de Bologna. Sin embargo, su paso fundamental para arribar al organismo fue por la Universidad Nacional de Tres de Febrero, donde daba clases Ana María Edwin, actual directora del Indec.
Pero no todas son dudas entre los economistas. "Hasta ahora, los datos del empleo y desempleo no son objetables", contempla Ernesto Kritz, director de SEL. "Lo importante es que hay un mercado segmentado, donde aparece un sector formal con pleno empleo y uno informal con datos de dos dígitos", sentencia.
Ningún economista niega la baja del desempleo durante el kirchnerismo -se pasó de 20,4% en el primer trimestre de 2003 a 7,2% en el tercero de 2011, según el Indec- ni tampoco prevén un escenario complejo en 2012. En cambio, pronostican que la creación de empleo se mantendrá estable. Eso sí, a un nivel aún más aletargado que el actual.
"El empleo no crecerá más del 1,5%", dice Kritz sobre este año. "No habrá ningún cambio drástico en el mercado de trabajo", estima Cohan. "Hay que esperar a ver qué pasa en marzo", aventura un consultor en Recursos Humanos. "Habrá diferencias de acuerdo a los sectores", diagnostica un colega suyo.
Tanto los índices de demanda laboral de la Universidad Di Tella como la expectativa neta de creación de empleo de Manpower o el último informe de Ecolatina de enero afirman que habrá nuevos puestos de trabajo, pero también confirman la desaceleración.
"Habrá que aspirar a que la situación del mercado laboral no se deteriore", explica Kritz. Es que la crisis financiera internacional y las últimas medidas del Gobierno tendrán un efecto en el empleo. En ese panorama se encuadran el cierre de la planta de Swift en Venado Tuerto (con 200 trabajadores), de tres pesqueras en Necochea (se perdieron 400 puestos de trabajo) o los problemas de insumos que tuvo FIAT y que terminó con dos días de suspensión para sus operarios..



MIRTA PRAINO - http://san-fernando-mi-ciudad.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Mostrar botones para compartir